arona

Dos debates sobre el bienestar y la cultura inauguran el ARN

Playa de Las Américas acoge hasta el domingo la tercera edición de la cita aronera por la inclusión y normalización del colectivo LGTBIQ
Imagen de la primera conferencia que acogió el festival aronero. Luz Sosa
Imagen de la primera conferencia que acogió el festival aronero. Luz Sosa
Imagen de la primera conferencia que acogió el festival aronero. Luz Sosa

Cientos de personas celebraron la inauguración de una nueva edición del ARN Culture & Business Pride, el encuentro internacional dedicado a los negocios y la cultura LGTBIQ que se celebra desde hace tres años en Playa de Las Américas (Arona), unos datos que corroboran las buenas expectativas de público de una cita que se consolida cada año como un referente internacional para la inclusión social y la normalización de todo el colectivo.

El festival, impulsado por el Ayuntamiento de Arona, se celebrará hasta el domingo y cuenta con un buen número de encuentros, debates y conciertos que incluyen un festival de música y la gala de entrega de los Premios Alan Turing.

El pistoletazo de salida a este ciclo de actividades que durante una semana convertirán la Playa de las Américas en el punto de encuentro mundial del colectivo LGTBIQ se produjo con dos conferencias en la playa. Una de ellas, denominada Bienestar Humano, contó con tres personalidades consideradas un ejemplo en la reivindicación de los derechos humanos y la salud entendida en todas sus vertientes. El que se alzara con el Nobel de la Paz por ser representante de la entidad a favor del desarme nuclear, Carlos Umaña; el reconocido científico y uno de los investigadores más punteros en la lucha contra el cáncer Eduardo López–Collazo, y el ambientalista y candidato a la Alcaldía de San José de Costa Rica, Federico Cartín, mostraron en sendas presentaciones su manera de contribuir a la mejora de la esperanza de vida de las personas de todo el mundo mediante la medicina, el pacifismo o la biodiversidad.

En la segunda mesa llegó el turno de dialogar sobre la cultura con el debate Arte y denuncia. En ella estuvieron presentes los representantes de dos generaciones diferentes de la creación artística desde la diversidad: la activista transexual Roberta Marrero, canaria y una figura imprescindible para entender la modernidad en nuestro país, y la fotógrafa y escritora visual Coco Capitán, que dialogaron sobre la visibilidad.

Para Marrero, denominarse es una exigencia personal, porque “es positivo aprovechar nuestro estatus de artista para denunciar las cosas en primera persona, y poder destapar la realidad de las personas transexuales mediante el arte, abrir nuestro mundo a personas que a menudo tienen muy poca relación con personas como yo”.
Coco Capitán señaló que cuando protagonizó la primera portada con contenido LGTB de la revista Vogue “tuve la pulsión de decirlo, pero no tengo necesidad de hacer un discurso centrado en mi identidad porque me he criado sin discriminación y lo llevo con mucha normalidad”.

TE PUEDE INTERESAR