Adeje

Pablo Pineda: “La universidad debería bajar más al mundo real”

El conferenciante y escritor inauguró ayer la XXVII edición de la UVA, en un acto presidido por el alcalde de Adeje, Rodríguez Fraga, y la nueva rectora de La Laguna, Rosa Aguilar

Pablo Pineda, en primer plano, ayer durante su intervención en la apertura de la UVA 2019. DA
Pablo Pineda, en primer plano, ayer durante su intervención en la apertura de la UVA 2019. DA

El conferenciante, autor, actor y presentador de televisión Pablo Pineda, que saltó a la fama por convertirse en la primera persona con síndrome de Down en obtener una titulación universitaria en Europa, fue ayer el ponente inaugural de la XXVII edición de la Universidad de Verano de Adeje (UVA).

Pineda repasó su trayectoria vital, profesional y académica y, al hablar de la formación superior, se mostró muy crítico al considerar que esta debe abrirse más a la sociedad: “La universidad es muy buena para la pompa, pero debería bajar más al mundo real”. Por ello, reclamó que tanto las empresas como las instituciones académicas deberían aceptar a más personas con perfiles diversos. “No discriminemos, hagamos una sociedad inclusiva, no tengamos miedo a la diferencia”.

Previamente, se celebró el acto de apertura oficial, con la presencia en la mesa presidencial de la rectora de la Universidad de La Laguna (ULL), Rosa Aguilar; el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga; la vicerrectora de Cultura y Participación Social, Emilia Carmona, y la concejala de Cultura y Educación, María Clavijo. A la ceremonia asistieron el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y la alcaldesa de Arico, Olivia Delgado.

La rectora recordó sus propios orígenes en La Gomera para resaltar la importancia de que la universidad llegue a todos los lugares posibles. Señaló que estos cursos son útiles porque ofrecen una oportunidad de reciclaje para profesionales y también para reflexionar y conocer nuevas ideas y realidades. “También es una oportunidad para divertirse aprendiendo y establecer relaciones”, indicó, y alabó el papel del Ayuntamiento de Adeje, un “socio estable”, por su compromiso con el impulso de la formación y la cultura, sin cuyo apoyo hubiera sido imposible mantener en marcha este proyecto durante tantos lustros.

El alcalde adejero recordó que la presente edición se celebra durante los nuevos mandatos de la rectora y de él mismo, por lo que, a su juicio, se afronta con una ilusión especial, si bien también tuvo palabras de recuerdo para el rector saliente, Antonio Martinón. Resaltó la importancia de la formación y la universidad para lograr el avance social en todos los niveles, no únicamente en la adquisición de conocimiento, sino en la mejora de la convivencia, la integración social y el impulso de unos valores positivos para todos. Esta edición cuenta con 600 matriculados.