la palma

El origen palmero de un firme candidato al Nobel

Rafael Yuste, catedrático de Neurociencia en la Universidad de Columbia (EE.UU.) y ‘padre’ del proyecto Brain, participó en el ciclo ‘Del Cerebro al Big Data’, celebrado en la ULL
El físico José Manuel Sánchez Ron (izquierda), catedrático de Historia de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Madrid, charló en Tenerife con el neurocientífico Rafael Yuste (derecha). DA
El físico José Manuel Sánchez Ron (izquierda), catedrático de Historia de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Madrid, charló en Tenerife con el neurocientífico Rafael Yuste (derecha). DA
El físico José Manuel Sánchez Ron (izquierda), catedrático de Historia de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Madrid, charló en Tenerife con el neurocientífico Rafael Yuste (derecha). | Álex Rosa – Fundación CajaCanarias.

El Aulario de Guajara sirvió de escenario para el diálogo que días atrás sostuvo el físico José Manuel Sánchez Ron, catedrático de Historia de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Madrid, con el neurocientífico Rafael Yuste, en el desarrollo de la primera de las dos actividades del ciclo Del cerebro al Big Data que ha organizado la Fundación CajaCanarias en el programa El Cosmos, las preguntas del mañana.

Rafael Yuste inició su intervención aludiendo a la estrecha vinculación que tiene con Canarias, partiendo de su origen palmero. Su bisabuela Nieves Pilar Torres nació en Breña Alta y la unidad familiar bajo la referencia Pérez-Jaubert se ha mantenido inalterable al paso de los años, confirmando la referencia que su Padre José Luis Yuste Villalba ha potenciado y que comparten todos sus hermanos, entre ellos Cecilia Yuste, diplomática que ha hasta hace unos meses ha estado al frente de la legación española en Bruselas.

Fue en abril de 2013 cuando la labor científica que desde hace más de 30 años viene desarrollando en EE.UU. el doctor Rafael Yuste adquirió mayor relevancia internacional. Los medios difundían la presentación que hizo junto al presidente Barack Obama para divulgar el proyecto Cerebro Humano-Braian, es decir, Investigación del Cerebro a través del Avance de Neurotecnologías Innovadoras, con el que aspira a componer en los próximos 15 años el mapa de toda la actividad cerebral, una idea que nació del científico español y de la que participan un centenar de expertos, contando con más de 6.000 millones de dólares para su desarrollo.

Con la llaneza que distingue a los sabios, Rafael Yuste habló ante el atento auditorio de Guajara del gran desafío en el que se encuentra inmersa la humidad, prestos a alcanzar la meta que toma el relevo de la emprendida para el estudio del genoma humano y con la que se trata de conocer cómo funciona el cerebro, que dijo tenemos funcionado al 100% constantemente y que nos sitúa a las puertas de un nuevo renacimiento.

Indicó que los cambios que se avecinan requiere entre otras cosas adecuar nuestro sistema legislativo, partiendo de los “neuroderechos”, que deben incorporarse a la Declaración Universal de Los Derechos Humanos de 1948, y adelantó que la Constitución Chilena va a ser pionera en ese avance al incorporarlos en los próximos días, al tiempo que el Alto Comisionado que preside Michelle Bachelet los ha situado en un lugar preferente dentro de sus objetivos.

Desde 2004 Rafael Yuste codirige el Instituto Kavli de investigaciones neurológicas de la Universidad de Columbia y trabaja en el proyecto de cartografiar el cerebro humano. A lo largo del año dedica algunas semanas al Instituto Cajal de la Universidad Politécnica de Madrid y asesora a institutos tecnológicos de Andalucía, País Vasco y Cataluña.

Hace unos meses impartió la VI ICS Lecture on Humanities and Social Sciences del Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra. Rafael Yuste goza de indiscutible prestigio internacional y sus aportaciones científicas le situan en la elite, siendo para muchos un firme candidato al Premio Nobel en Fisiología o Medicina.

TE RECOMENDAMOS