Garachico

“A todos nos sorprendió hallar la cripta en el antiguo convento”

El alcalde aclara que la competencia es del Obispado, cuyos técnicos visitarán la tumba en los próximos días para ver en qué condiciones se encuentra y estudiar las acciones futuras

Cripta Garachico
La cripta se encontró como consecuencia de los trabajos que se ejecutan en el patio del antiguo convento. N. Chijeb

“A todos nos sorprendió”, confiesa el alcalde de Garachico, José Heriberto González, tras conocer la existencia de una cripta subterránea con enterramientos humanos ubicada en el límite del antiguo convento de San Francisco -actualmente destinado a Casa de la Cultura, Archivo y Biblioteca municipal- y la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles.

La tumba fue hallada durante los trabajos de rehabilitación y reforma que se realizan en el edificio, una construcción del siglo XVI, para hacerlo más accesible. Es debido a su antigüedad que el hallazgo tiene un relevante interés histórico.

El exconvento sobrevivió a la erupción de 1706. La lava no pudo con su estructura y con las imágenes, que lograron ser rescatadas. No corrieron la misma suerte los retablos y el monumento funerario de mármol que representaba a su fundador, Cristóbal de Ponte, y a su esposa.

Tras los daños causados por la lava, el edificio fue reconstruido con relativa celeridad ya que se aprovecharon restos. En 1822, como consecuencia de la desamortización, fue cedido al Ayuntamiento para utilizarlo como Casa Consistorial, la cárcel pública y una escuela de Instrucción Primaria. Fue allí cuando se deterioró de manera considerable y en 1980 se restauró por última vez para convertirse en la Casa de la Cultura.

La tumba fue localizada debajo del presbiterio de la capilla de la Vera Cruz y en el momento del hallazgo su entrada estaba tapada.

“Nadie me dijo nada. Tampoco al arquitecto que diseñó la obra, ni al cura y los monaguillos. A quienes tenemos que ver con el Ayuntamiento y la Iglesia nos sorprendió el descubrimiento. Si había gente que lo sabía, como se comentó después de salir la noticia, no lo sé, lo cierto es que hasta el momento no estaba constatado”, confirma el mandatario local.

Desde el Obispado de Tenerife comunican que en los próximos días los técnicos de Patrimonio harán una visita al lugar junto con los del Cabildo y el Ayuntamiento para comprobar su existencia, conocer las condiciones en las que se encuentra y estudiar las acciones futuras.

La cripta se encontró al retirarse unas losas del patio del exconvento y removerse la tierra. “El hueco se veía desde el Ayuntamiento”, apunta González, quien añade que a partir de ahora hay que esperar los resultados del estudio de carga que confirmen las condiciones en las que se encuentra.

“Estaré pendiente de lo que ocurra, aunque la competencia es del Obispado y por lo tanto no me corresponde como alcalde tomar ninguna decisión, pero sí estaré para apoyar la que se estime conveniente”, afirma.

José Velázquez Méndez, cronista oficial de Garachico, comenta que Julio Rosquet García, fallecido el año pasado y párroco del municipio durante 55 años, lo entusiasmó en una oportunidad para que bajara a la cripta aunque otros vecinos lo habían hecho con anterioridad. Precisa que tiene dos puertas y que el lugar exacto de su ubicación es la capilla de la Vera Cruz. “Detrás del altar hay un hueco con una escalera vieja de madera para bajar a la cripta, que era la de los Ponte”, indica.

“Yo le decía que allí no había nada sino bolsas de cemento, ya que cuando hicieron la última restauración del edificio, las tiraron allí con basura y escombros. Quizás, si encontraron restos eran los que estaban en el centro de la cripta, como si fuera un sarcófago”, comenta.

A la espera de los resultados que arrojen las pruebas de carga
a cripta fue precintada por precaución y no se puede visitar ya que hay que esperar los resultados que arrojen las pruebas de carga y de los muros para conocer si se han producido o no daños en su estructura y en las paredes. Hasta que éstas culminen, tampoco puede utilizarse el presbiterio.