granadilla de abona

Pasea al perro desde el campo de golf de San Miguel hasta El Médano y de manera reincidente

En Granadilla de Abona se han puesto hasta 60 sanciones, en varios casos al mismo ciudadano por saltarse el estado de alarma, aunque el récord lo lleva Arona, con 130 denuncias y tres detenciones por desobedecer al control e increpar a los agentes
En Arona se han levantado 130 actas de sanción y se han detenido a tres personas / SERGIO MÉNDEZ

Quinto día del estado de alerta y algunos ciudadanos todavía no se han enterado del mismo o literalmente pasan de cumplir el decreto que prohíbe la movilidad, excepto en casos muy limitados por asuntos laborales, médicos o alimentarios. Y otros, encima, hacen su propia interpretación de las normas, como la que permite sacar a pasear a las mascotas, no hacer una excursión con ellas.

Un ciudadano, en Granadilla de Abona, ha sido sancionado por pasear a su perro desde el campo de golf de San Miguel hasta El Médano, y, además, de manera reincidente. Esta es una de las 60 actas de sanción que hasta el mediodía de ayer habían levantado la Policía Local de Granadilla y la Guardia Civil.

Otras sanciones han sido por no justificar la salida del hogar o por bañarse en las playas, lo que está totalmente prohibido, sea una playa urbana o las nudistas de Playa Pelada o La Tejita.

“Hay personas que salen con su mascota por la mañana, por la tarde, hasta tres horas…eso no es quedarse en casa”, señala enfadada Candelaria Rodríguez, concejala de Seguridad de Granadilla. “Ese es el primer problema que nos encontramos, y en El Médano hay gente que todavía quiere bañarse. No entienden que esto es muy serio”, señaló indignada la concejala.

Récord en Arona

En las zonas turísticas de la Isla es donde más se están dando los incumplimientos del decreto, como en Arona, que lidera el ranking de sanciones en la comarca, nada menos que con 130 levantamientos de actas y tres detenidos, aunque muchos de los sancionados son residentes en el municipio y no tienen la disculpa de desconocer el idioma, como suele ser la principal excusa que ponen los turistas despistados que aún quedan en Los Cristianos o en Playa de Las Américas, a la espera de disponer de un avión para regresar a sus destinos.
Para evitar esos despistes, el Ayuntamiento de Arona diariamente comunica a través de megafonía, en español y en inglés, las obligaciones a cumplir en el estado de alerta.

Policía Local, Guardia Civil, Policía Nacional y hasta efectivos de la UME han levantado esas actas de sanción y han procedido incluso a tres detenciones, una en el Parque la Reina, de un ciudadano español que siguió haciendo deporte después de invitarle a parar y que terminó increpando a los policías, y ayer de un francés que se saltó un control policial de carretera y cuando fue parado terminó insultando a los agentes.

TE RECOMENDAMOS