Arona

El 90% del comercio y la hostelería no abrió en el sur turístico

Los empresarios no ven rentable abrir sus negocios sin la presencia de turistas y alertan que también van a solicitar que los ERTE se mantengan hasta final de año, aunque puedan aperturar durante el verano

Hoteles como Mare Nostrum no abrirán hasta que comiencen e llegar turistas / SERGIO MÉNDEZ

La entrada de la fase 1 en la meca del turismo en Tenerife (Playa de las Américas, Costa Adeje y Los Cristianos) pasó casi desapercibida, de no ser por la apertura de unas cuantas terrazas de bares y restaurantes, algunos comercios -sobre todo en Los Cristianos- y escasamente un hotel, Los Olivos Beach Resort, al considerarse servicio esencial, como alojamiento de tripulaciones aéreas.

Las asociaciones de empresarios como Fauca y Cest han cifrado en el 90% el porcentaje de cierre el lunes en el comercio y la restauración, indicativo de que no se daban las circunstancias necesarias para reabrir un negocio, básicamente porque “no hay clientes”, comenta Roberto Ucelay, presidente del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (Cest), añadiendo que “sin turismo no tiene sentido abrir”, aunque él mantiene abierto Los Olivos Beach Resort, un aparthotel, porque “ya lo estaba antes como servicio esencial, porque damos alojamiento a trabajadores y a tripulaciones aéreas que tienen que descansar en la Isla por Ley”, comentó. “Somos, junto al Punta del Rey, en Candelaria, el único hotel abierto en todo el Sur y mantenemos la restauración en servicio de habitaciones y terraza, pero sin buffet”, recordó.

Ucelay, al igual que Abbas Moujir (Fauca), es de la idea de que “el Gobierno prolongue los ERTE hasta final de año, pero no solo para los hoteles, sino para todo el tejido empresarial que depende del turismo, como la restauración, el comercio, las empresas de excursiones con guías, los parques temáticos”, apuntando que “si el Gobierno central no alarga esos ERTE después de junio tendrá que ser el Gobierno de Canarias el que deba impedir que se destruya el tejido empresarial”, comentó Ucelay, quien alertó que “las micropymes, de dos a diez trabajadores son las que más van a sufrir esta crisis”, pidiendo para ello, también, “la implicación de los ayuntamientos, con bonificaciones en los tributos”.

Sin zonas comunes en los hoteles y con las playas cerradas, hay poco atractivo para el turismo / SERGIO MÉNDEZ

Abbas Moujir, secretario de Fauca, fue más allá, al señalar que “esa ampliación de ERTE no solo debe ser en el sector turístico, sino también en el comercial, y no solo en el sur, sino también en Santa Cruz, por ejemplo, por la ausencia de cruceros que tanto daño hace”, comentó.

Todos coinciden también en calificar como muy profunda la crisis, porque no solo se trata de que el turismo extranjero tardará en regresar sino que “el peninsular o local tampoco estará en una situación económica boyante, con tanta gente en paro o en un ERTE”, comenta Pepe, propietario del Café Olé,en la Milla de Oro de Playa de las Ámericas, auténtico desierto incluso el lunes, cuando él fue uno de los pocos que se atrevió a abrir, “aunque sea para vender diez bocadillos, unas papas locas y unos cuantos cafés y cañas”, recordando que hace apenas tres meses tenía el local lleno de ingleses bebiendo ginebra y cervezas y viendo el fútbol. “Ahora ni hay fútbol, ni hay ingleses y no me dejan siquiera tener el periódico para esos trabajadores, que son únicos que hoy se acercan por aquí”, manteniendo cerrada la pastelería, porque “nadie está para dulces ahora”.

Otros, como Pepe, piensan los mismo, pero por lo pronto, mantienen cerrados sus negocios, a la espera que el verano traiga el turismo local y al foráneo cuando se reabran las fronteras.