arico

La rotura de una tubería podrida, de 43 años, deja a Arico Viejo dos días sin agua

El alcalde critica a la concesionaria, pero esta recuerda que la red es competencia municipal y que la avería ya está solventada
La primera tubería que hubo que arreglar el domingo / DA

Los vecinos de Arico Viejo recuperaron ayer el suministro de agua, después de dos días -algunos hablan de cuatro- debido a tres averías sucesivas a raíz de la limpieza del depósito de La Degollada, según comunicó la empresa concesionaria Aqualia.

Aitor Delgado, jefe de Servicio de Aqualia en el municipio de Arico, reconoció que la falta de agua fue comunicada por algunos vecinos el domingo por la mañana -no el sábado- y que desde entonces se pusieron a buscar las razones del desabastecimiento, cuando habían dejado un bypass preparado para que siguiera funcionando la red tras vaciar el depósito de La Degollada para su limpieza. “El lunes se actúa sobre una tubería y cuándo todo parecía zanjado, aparece una segunda avería en el mismo depósito, al quedarse pegada una válvula”, comenta Delgado. Una vez solventado el problema, aparece, ese mismo día por la noche, una tercera avería, con la rotura de una tubería podrida en la calle de La Medida, que nos costó encontrar al estar enterrada bajo el asfalto y salir el agua por la tajea. Esta, según cuenta una señora, tiene 43 años, porque la pusieron “cuando estaba embarazada de mi hija”. Ayer al mediodía el agua volvía a pleno rendimiento a Arico Viejo.
Aitor Delgado recordó que la competencia sobre la red es municipal y no de la empresa concesionaria, en este caso Aqualia, dando a entender la necesidad de acometer, cuanto antes, una inversión en la renovación de una red en muchos casos obsoleta.

El alcalde Sebastián Martín, en su perfil de Facebook, comentaba ayer por la mañana que “ante la situación de cortes y averías en el suministro de agua en Arico Viejo, me he puesto en contacto con los responsables de la empresa concesionaria para recordarles, a tenor del contrato vigente, el compromiso de buen servicio que tienen con nuestro municipio. No se comprende la falta de diligencia en el arreglo de las averías y peor aún, que no avisen de los cortes en el servicio cuando las labores de mantenimiento deben programarse con antelación. En los teléfonos no contesta nadie y obligan a los vecinos a buscar respuestas por otros medios”, para añadir que “exijo que la empresa solucione los problemas pendientes y preste un servicio ágil y eficiente, incluyendo un refuerzo en el servicio de información”.

Desde Aqualia se recordó que hay un teléfono de averías 24 horas y que ahí se recibieron varias llamadas el domingo, como reconoció Delgado, mientras que las llamadas que se hicieron a la oficina no fueron contestadas porque “no están los fines de semana y no es el teléfono para comunicar averías”.
La exalcaldesa, Olivia Delgado, también exigió más información al Ayuntamiento: “Ni una sola explicación a los vecinos y vecinas, que han pasado cuatro días sin agua”.

TE PUEDE INTERESAR