arona

El albergue de emergencia de Los Cristianos cerrará a final de mes

Desde el inicio de la desescalada, los Servicios Sociales de Arona han puesto en marcha un proceso individualizado de trabajo con cada usuario para que ninguno tenga que volver a la calle
Aspecto del albergue provisional de Los Cristianos, en el complejo deportivo Jesús Domínguez Grillo. DA
Aspecto del albergue provisional de Los Cristianos, en el complejo deportivo Jesús Domínguez Grillo. DA
Aspecto del albergue provisional de Los Cristianos, en el complejo deportivo Jesús Domínguez Grillo. DA

El albergue municipal de emergencia habilitado por el Ayuntamiento de Arona y gestionado por Cruz Roja en el pabellón de deportes del complejo Jesús Domínguez Grillo, en Los Cristianos, dejará de prestar servicio a final de mes, una vez concluido el estado de alarma.

El acondicionamiento del recinto, que se realizó en tiempo récord para acoger a personas sin techo desde el 23 de marzo, ocho días después del inicio del confinamiento, fue la opción impulsada desde el área de Servicios Sociales para dar respuesta a las necesidades básicas del colectivo más vulnerable frente a la crisis del coronavirus.

El recurso ha llegado a contar con un máximo de 28 usuarios, aunque desde que se inició la desescalada se han ido produciendo bajas voluntarias y actualmente acoge a 20 personas de varias nacionalidades, que reciben alimentación diaria, medicamentos y productos de higiene.

Según informaron fuentes municipales, una vez que se han suavizado las restricciones se ha puesto en marcha un proceso individualizado de trabajo con cada uno de los usuarios para que ninguno tenga que regresar a la calle. Para ello, técnicos del Ayuntamiento y personal de Cruz Roja analizan cada situación en busca de las soluciones más idóneas, que en unos casos pasan por la tramitación de ayudas al alquiler y en otros por la búsqueda de redes sociales y familiares, tanto en las Islas como en la Península.

Se da la circunstancia de que una de las usuarias que acudió al albergue embarazada, lo cual requirió un seguimiento por parte de los servicios sanitarios, dio a luz poco después, y actualmente se encuentra en un recurso especializado del Instituto de Atención Sociosanitaria (IASS), que depende del Cabildo.

El acondicionamiento del pabellón de Los Cristianos como albergue provisional ha sido la solución de emergencia impulsada por el Ayuntamiento de Arona y Cruz Roja ante la inexistencia en el Sur de un albergue estable como, por ejemplo, el de la capital tinerfeña. El único recurso similar que existía, el comedor social y centro de pernoctación de emergencia La Buena Estrella, en El Fraile, al que acudían diariamente medio centenar de personas, cerró sus puertas el pasado 31 de julio por problemas económicos.

La entrada en servicio del albergue provisional ha permitido cumplir el confinamiento a las personas que se encontraban en la calle y en los espacios públicos que se han cerrado debido al estado de alarma. El coste de su mantenimiento, que supera los 32.000 euros al mes, corre a cargo del área de Servicios Sociales, que dirige Elena Cabello.

La caída de la actividad económica en el Sur por la pandemia ha provocado el cierre de la industria turística y ha sumido en la pobreza a numerosas familias residentes en Arona que vivían en muchos casos de la economía sumergida. Además de la instalación del albergue provisional de Los Cristianos, se ha reforzado la Unidad Móvil de Emergencia Social, un recurso atendido por trabajadores sociales y voluntarios de Cruz Roja, destinado a las personas que viven en playas, cuevas y edificios abandonados, y que han descartado acudir al albergue.

Durante el estado de alarma se ha duplicado el número de usuarios de este servicio –actualmente roza el centenar- que reciben de lunes a domingo tres comidas diarias, mantas, ropa y asistencia sanitaria básica por parte de Cruz Roja en distintos puntos del municipio. La intención del área de Servicios Sociales es aumentar a 125 personas la capacidad de este recurso, que seguirá funcionando, al menos, hasta final de año.

situación crítica

La concejala Elena Cabello destacó el “enorme esfuerzo” de los trabajadores del área de Servicios Sociales, a los que calificó de “auténticos héroes anónimos” por su labor con las personas más necesitadas. “Tal como anunció desde el primer día el alcalde, José Julián Mena, hemos desplegado un potente escudo de protección social para no dejar a nadie a su suerte, y ese escudo irá todo lo lejos que legal y presupuestariamente sea posible”, manifestó Cabello.

Por último, la edil incidió en la necesidad de que el Gobierno central flexibilice el uso del remanente de tesorería, “especialmente en municipios saneados, como Arona, porque la situación económica es crítica”.

TE PUEDE INTERESAR