Arona

Mena cesa a su edil de Urbanismo por “sombras de duda” en su gestión

Eludir los órganos de control en la tramitación de licencias, uno de los factores que más ha pesado en la decisión del alcalde de Arona, que prepara una amplia remodelación de Gobierno

Imagen del edificio de Arstlife & shopping, entre las playas de El Camisón y Las Vistas, en Arona. Ahora.Plus
Imagen del edificio de Arstlife & shopping, entre las playas de El Camisón y Las Vistas, en Arona. Ahora.Plus

Era un secreto a voces y tras varias semanas meditándolo, el alcalde de Arona, José Julián Mena, tomó ayer la decisión de destituir al concejal de Urbanismo, Luis García, argumentando “pérdida de confianza”. El regidor justificó la decisión de revocar las competencias del edil después de conocerse un conjunto de actuaciones adoptadas que “superan los límites de la confianza depositada en la gestión de cualquier concejal, además de ser incompatibles con los principios defendidos por este alcalde y su gobierno desde el mandato anterior, orientados a convertir a Arona en un referente de progreso, avances y sin una sombra de duda en la gestión del interés general de los vecinos”.

Mena, que convocó ayer, uno a uno, a los concejales del equipo de Gobierno (todos del Partido Socialista), a los que les comunicó personalmente su decisión, manifestó que tras iniciar un “camino de regeneración y de progreso en 2015, no podemos permitir que el rumbo del Gobierno se tuerza por la adopción de medidas que en nada tienen que ver con el espíritu que nos ha traído al lugar en el que Arona se encuentra en la actualidad”. Sortear algunos órganos de control municipal y fijar prioridades en la concesión de licencias sin un criterio uniforme son dos de los factores que más han pesado en la decisión adoptada por el alcalde.

Según pudo saber este periódico, José Julián Mena ya barajó cesar de sus funciones al edil en la primera semana de mayo, en pleno estado de alarma, aunque también sopesó la posibilidad de reducir sus competencias. La destitución se produce días después de que uno de los funcionarios claves en el área municipal de Urbanismo, Damián Hernández, técnico que trabajaba codo con codo con el edil cesado, haya solicitado el traslado de su área.

Las diferencias entre el regidor y el edil se habían agravado en los últimos meses a raíz de una serie de decisiones adoptadas por el concejal referidas a la tramitación del Plan General, entre ellas la publicación del avance del documento, y a los permisos del centro comercial Artslife & Shopping, en la zona de El Camisón, en Playa de Las Américas, edificio que se encuentra paralizado y precintado después de que en 2012 el Gobierno local, en manos de Coalición Canaria, autorizara su construcción y que, presuntamente, ocupa la servidumbre de protección de dominio público marítimo-terrestre.

revisión de expedientes

Una supuesta permisividad del edil cesado con la empresa propietaria del inmueble, Melisofi Consulting S.L., han acabado por dinamitar la relación con el regidor. Esa fue la gota que colmó el vaso y que ha llevado al alcalde a pedir la documentación completa a partir de 2012 para revisar, paso por paso, cada uno de los expedientes tramitados.

La licencia de construcción fue concedida por la Viceconsejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias en marzo de 2012 a la empresa promotora con una vigencia de dos años para iniciar las obras del centro, aunque estas no comenzaron hasta el 27 de enero de 2015, ya superado el plazo de la autorización. A raíz de varias denuncias, el Ayuntamiento de Arona, ya con nuevo equipo de Gobierno (Partido Socialista y Ciudadanos por Arona) ordenó el precintado de los trabajos el 25 de julio de 2017 por incumplir, supuestamente, el planeamiento en cuanto a la altura y retranqueo del edificio y no ajustarse a la Ley de Costas, que prohíbe en ese espacio un proyecto de carácter comercial, aunque la empresa se refiere a la edificación como un espacio multidisciplinar de divulgación científica y cultural.
El 28 de marzo de 2018, el consistorio aronero dictó una orden por la que instaba a la empresa promotora a solicitar una licencia para regularizar las infracciones consideradas ilegales y demoler el resto de la edificación. El 19 de diciembre se dictó una segunda resolución municipal en el mismo sentido y el Ayuntamiento concedió un plazo de dos meses. La promotora presentó un proyecto modificado que a fecha de hoy no ha obtenido la licencia municipal. La obra actualmente permanece detenida.

Los Planes de Modernización y Mejora e Incremento de la Competitividad (PMM), la herramienta creada por el Gobierno de Canarias para facilitar la renovación hotelera y urbanística en las zonas turísticas, se convirtió en la opción que buscó la empresa para culminar el proyecto, pero los PMM de Los Cristianos y Playa de Las Américas se quedaron en papel mojado después de que el Ejecutivo regional aprobara el 26 de enero de 2018, en un Consejo de Gobierno extraordinario celebrado en la localidad lanzaroteña de Teguise, la paralización definitiva de los PMM de Los Cristianos y Playa de las Américas, dando por finalizado el procedimiento que inició en 2016 para dar viabilidad a la renovación urbana y edificatoria en ambos núcleos turísticos.

mayoría absoluta

El Partido Socialista gobierna con mayoría absoluta en Arona tras haber obtenido 14 concejales en las últimas elecciones municipales de 2019 de los 25 que conforman la Corporación. El resto se los reparten Coalición Canaria (4), Partido Popular (3), Ciudadanos Por Arona (2), Sí se puede-Podemos (1) y Ciudadanos (1). Es decir, el PSOE conservaría la mayoría absoluta, fijada en 13 plazas en el salón de plenos, aunque en las últimas semanas varios ediles del actual equipo de Gobierno no veían con buenos ojos una salida abrupta del concejal de Urbanismo, que ahora deberá decidir si continúa en la bancada socialista, se integra en el grupo mixto o entrega su acta.

Según pudo saber este periódico, el alcalde sureño, que está convencido de que contará con el apoyo del resto de su equipo, planteará en los próximos días una amplia remodelación del gobierno local.

Luis García, que hasta su entrada en política trabajaba como técnico en el Ayuntamiento de Adeje, ocupaba las áreas de Urbanismo, Ordenación del Territorio y Patrimonio Histórico. Formó parte del equipo liderado por José Julián Mena en las elecciones de 2015 que acabó con la hegemonía de Coalición Canaria, merced a un pacto con Ciudadanos por Arona, y repitió en las listas en los comicios del año pasado.