Sur

Guía de Isora y Santiago del Teide garantizan el suministro de agua

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, formaliza el convenio con los alcaldes Josefa Mesa y Emilio Navarro para el abastecimiento de ambos municipios de la desaladora de Fonsalía

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, visitó ayer las nuevas instalaciones de la desaladora de Fonsalía, donde firmó con los alcaldes de Guía de Isora y Santiago del Teide un convenio que garantiza el abastecimiento de ambos municipios a través de la estación isorana, capaz de producir 14.000 metros cúbicos de agua potable al día, tras ser captada del mar a través de unos pozos y ser tratada con un método de ósmosis inversa para eliminar todas las sales.
“Garantizamos la totalidad de la demanda en los municipios de Guía de Isora y Santiago del Teide y ayudaremos a liberar las aguas provenientes de los recursos subterráneos, pozos y galerías, para que puedan ser usadas por el sector agrícola de las medianías de la comarca”, manifestó Martín tras recorrer las instalaciones.
El presidente del Cabildo destacó que el convenio firmado entre la institución insular y los ayuntamientos de Guía de Isora y Santiago del Teide supone el “compromiso de ambos municipios en abastecerse de la desaladora con agua de alta calidad y un precio muy competitivo, que contribuirá a la calidad del servicio de las actividades domésticas y turísticas”. Martín destacó la importancia de planificar y ejecutar este tipo de instalaciones “en estos momentos en los que el cambio climático y la falta de lluvias marcan la agenda hídrica”.
Josefa Mesa, alcaldesa de Guía de Isora, apuntó que con la firma de este convenio “podremos liberar otros caudales de agua procedentes de galerías y pozos para seguir distribuyéndolas en el resto del municipio”, y subrayó la “posibilidad enorme” que ofrece la estación para afrontar la escasez de agua en la isla de Tenerife.
Por su parte, el regidor de Santiago del Teide, Emilio Navarro, hizo hincapié en que la firma del convenio “es un claro ejemplo de colaboración entre dos ayuntamientos de la comarca perfectamente coordinados por el Cabildo” y recalcó el “salto de calidad que damos a nuestros vecinos, ya que garantizaremos el abastecimiento a la industria la turística que en periodos como el verano, puede tener ciertos problemas de suministro”.
La desaladora de Fonsalía está preparada para aumentar su producción hasta los 21.000 metros cúbicos e, incluso, dispone de una parcela de terreno para instalar otra planta similar que elevaría hasta los 42.000 metros cúbicos el volumen total de producción.

óptima calidad

Aqualia, empresa encargada de la gestión de la planta desaladora, subrayó la “óptima” calidad del agua y los controles sanitarios “muy rigurosos”, con analíticas semanales y mensuales tanto en las aguas que entran en la planta como las que se producen en la misma.
Expertos consultados por este periódico coinciden en señalar que las plantas desaladoras son una apuesta de largo recorrido. Entienden que el futuro pasa por la desalación, ya que las galerías y pozos van poco a poco mermando por la escasez de lluvias, lo que repercute en la calidad, con niveles altos de socio y conductividad muy elevada.