Adeje

Los ‘okupas’ de La Caleta tienen dos semanas para dejar la playa

Efectivos del Seprona notificaron a un centenar de personas que deben abandonar las casetas, cuevas y chabolas instaladas mayoritariamente en la cala de Diego Hernández

Efectivos de la Guardia Civil notificaron el desalojo a un centenar de personas / 1MUNDOMIO.ES

Después de múltiples denuncias de plataformas ecologistas como la Fundación Telesforo Bravo Juan Coello o #pasasinhuella, el Cabildo de Tenerife decretó hace un mes una actuación para desalojar a un centenar de personas, muchos de ellos de manera habitual, ocupan el paraje natural de la playa Diego Hernández, en La Caleta de Adeje.

Tras un laborioso censo, el jueves, efectivos del Seprona de la Guardia Civil se presentaron en la zona para comunicarles a todos los ‘okupas’ que tienen dos semanas para levantar las chabolas, chozas, casetas y abandonar las cuevas en donde llevan instalado, el algunos casos, hasta años, muchos de ellos procedentes del Este de Europa, tras un tránsito en redes sociales invitando a venir “al paraíso”, incluso hasta con un bar-terraza, El Mojito, que se publicita en páginas web de viajes, en donde también se publicita alquileres de casetas y hasta venta de callaos pintados, una de las actividades que realizan los que muchos denominan como hippies.

WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.14 WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.13 (2) WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.13 (1) WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.13 WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.15 (1) WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.15 WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.14 (3) WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.14 (2) WhatsApp Image 2020-07-03 at 13.44.14 (1)
<
>
Los ‘okupas’ de La Caleta tienen dos semanas para dejar la playa

Aunque no hay una fecha en concreto del desalojo anunciado por la consejera insular del Medio Natural, Carmen García, se prevé que este se llevará acabo a finales del presente mes, tiempo que se ha dado a los ‘residentes’ en Diego Hernández para abandonar la zona y dejarla en su estado natural, a fin de no ser multados. Incluso, se ha dado la posibilidad, en caso de que por motivos de emergencia social así los requieran, de dejarles a esas personas un recurso alojativo.

Hace cuatro años ya se produjo una intervención similar en todo ese paraje natural protegido, pero la falta de vigilancia y control hizo que en poco tiempo volviera a crearse un pequeño poblado de cabañas, chozas y casetas. Ahora, para que no ocurra lo de entonces, se establecerán rutinas de vigilancia a cargo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para que no se vuelva a producir esta situación en un futuro.
Según la consejera García, “nos encontramos frente a un problema de dimensiones considerables, y desde el área de Medio Natural trabajamos por restablecer todo ese entorno de acuerdo con su protección, estamos seguras de que todas las instituciones, empezando por el Ayuntamiento y contando con la del Gobierno de Canarias y la Subdelegación haremos todos los esfuerzos para que los valores medioambientales se respeten y esas personas puedan salir de este entorno con seguridad, y de manera definitiva”.