Granadilla de Abona

Pendiente aún del deslinde del hotel La Tejita, un mes después de la paralización

Después de once días encaramados en las grúas de construcción, dos activistas volvieron a situar sobre la mesa la ilegalidad o no de la licencia

Un mes después de la paralización de las obras sigue sin conocerse el deslinde de la servidumbre / NORCHI

Ayer hizo un mes que las obras del complejo hotelero de La Tejita fueron paralizadas tras una orden del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO) que, después de una semana de recibir ese mandato, ejecutó la Demarcación Provincial de Costas.

La empresa Viqueira, que en la urbanización Costabella- ya ha construido varios edificios residenciales y un centro comercial, comenzó las obras de La Tejita Luxury Beach Resort, con 883 plazas en 332 habitaciones, en enero de 2019, pocas semanas después de lograr la definitiva licencia municipal de obras, aunque pendiente de una revisión del deslinde de la servidumbre que anunció Costas días antes de que en diciembre de 2018, el Ayuntamiento de Granadilla concediera la licencia.

Sin embargo, Costas no llegó a revisar ese deslinde, en contra de las peticiones del consejero regional de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, hasta que una iniciativa arriesgada de dos jóvenes activistas, volvió a situar sobre la mesa sobre la ilegalidad o no del hotel y de esa licencia que Valbuena calificó de “sospechosa” y de la que dice “habrá que revisar de cabo a rabo”.

Los dos activistas estuvieron 11 días encaramados a las grúas de construcción hasta que la empresa Viqueira paralizó las obras, una semana después de la orden dictada por el MITECO. Los activistas bajaron, como héroes, de las grúas y una jueza de Granadilla días después les dejó en libertad, pendiente de juicio. Un mes después, Viqueira, que dejó en el paro a 70 trabajadores, no sabe nada de la nueva servidumbre, si la hubiera, ni Costas, como es habitual, dice esta boca es mía.