Política

Se enquistan las negociaciones para salvar la crisis de gobierno en Arona

Los líderes del PSOE regional e insular, Ángel Víctor Torres y Pedro Martín, junto al alcalde Mena, se reunieron ayer con los concejales críticos, que exigen la vuelta de Luis García a Urbanismo

José Julián Mena junto a dos concejales del sector crítico, Dácil León y Pura Martín, y el edil Díaz Oda. DA
José Julián Mena junto a dos concejales del sector crítico, Dácil León y Pura Martín, y el edil Díaz Oda. DA

El pulso entre los concejales socialistas críticos con la destitución de Luis García al frente de Urbanismo y el resto del grupo de gobierno municipal de Arona, con su alcalde José Julián Mena al frente, vivió ayer un nuevo capítulo que demuestra que ambas partes están todavía lejos de alcanzar un acuerdo que zanje la crisis.

El desencuentro se volvió a escenificar en una reunión que se prolongó durante más de tres horas en la Casa del Pueblo, en el casco de Arona, a la que asistieron el secretario general del PSOE en Canarias, Ángel Víctor Torres, y el líder del partido en Tenerife, Pedro Martín.

Dácil León, José Luis Gómez, Juan Sebastián Roque, Pura Martín, Elena Cabello y Yurena García, los concejales que han expresado su malestar con la decisión del regidor, exigieron la readmisión del edil destituido el pasado día 22 como condición imprescindible para firmar la paz, un extremo que desde el primer momento se ha descartado desde la Alcaldía.

Aunque el sector crítico no cuestionó ayer a Mena al frente del grupo de gobierno municipal, las posiciones se mantienen igual de distantes que días atrás a pesar de los esfuerzos de las direcciones regional e insular por pacificar las aguas y salvar una plaza estratégica para el PSOE en Tenerife, considerada clave para sumar apoyos en las elecciones para el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife. Llegados a este punto, según pudo saber este periódico, no se descarta que la Comisión Ejecutiva Federal tome cartas en el asunto.

La reunión de ayer volvió a ser tensa y se produjo 24 horas después de que, tal como adelantó ayer este periódico, Mena se reuniera con Ángel Víctor Torres, Pedro Martín y el presidente regional de esta formación política, José Miguel Rodríguez Fraga. Un encuentro, celebrado en la capital tinerfeña, en el que se intentó avanzar en una solución a la crisis del grupo municipal y en el que las direcciones regional e insular constataron las dificultades para hallar una salida pactada entre las partes.

La previsible pérdida del Ayuntamiento de Santa Cruz, a raíz de la moción de censura presentada por Coalición Canaria, Partido Popular y una concejala expulsada de Ciudadanos, obliga al PSOE a reconducir “a toda costa”, aseguran las fuentes consultadas, la situación en Arona, un feudo hegemónico de Coalición Canaria hasta 2015, año que trajo un vuelco histórico al imponerse en las urnas la lista del PSOE encabezada por Mena.

De ahí que el aparato del partido ponga ahora toda la carne en el asador (la reunión de ayer fue la tercera en una semana en la que participaban Torres y Martín) para intentar reconducir la situación. Lo que está en juego se resume en una frase expresada a este periódico por un miembro del equipo de gobierno: “Como esto se venga abajo, estamos 20 años fuera”.

Aunque desde la Alcaldía se ha intentado no echar más leña al fuego tras la destitución de Luis García, que de momento guarda silencio, en el último pleno municipal se puso de manifiesto la ausencia de concesiones de licencias de obra mayor en lo que va de año, y fuentes del gobierno municipal aseguran que trabajan para desbloquear un “alto número” de licencias paralizadas. Hay que recordar que el propio alcalde ha asumido la gestión de Urbanismo hasta la recomposición del Gobierno local.

El PSOE gobierna en Arona con mayoría absoluta tras haber obtenido en las elecciones municipales del año pasado 14 concejales. El resto de ediles se los reparten CC (4), PP (3), Ciudadanos Por Arona (2), Sí se puede-Podemos (1) y Ciudadanos (1).