Norte

El oleaje castiga la costa norte de Tenerife

Olas de hasta ocho metros obligan al cierre de la avenida marítima de Garachico durante ocho horas, así como el Lago de Martiánez, e inundan las piscinas y el paseo de Mesa del Mar

Las fuertes rachas de viento generaron olas de hasta ocho metros de altura que obligaron a algunos ayuntamientos a tomar medidas preventivas, como el de Garachico. Sergio Méndez
Las fuertes rachas de viento generaron olas de hasta ocho metros de altura que obligaron a algunos ayuntamientos a tomar medidas preventivas, como el de Garachico. Sergio Méndez

El temporal de viento provocó ayer que en diferentes puntos de la costa tinerfeña, especialmente en el Norte, se vieran imágenes espectaculares, aunque sin causar daños personales ni materiales de consideración.

Las fuertes rachas de viento generaron olas de hasta ocho metros de altura que obligaron a algunos ayuntamientos a tomar medidas preventivas, como el de Garachico, que desde primera hora de la mañana tuvo que cerrar la avenida marítima debido al fuerte oleaje que, por momentos, invadió la piscina municipal y la propia vía. Por esta razón, el tráfico, incluso el pesado, circuló por el interior del caso histórico de la Villa y Puerto, hasta las 19.10 horas en que, con la bajamar, disminuyó la virulencia de las olas. El alcalde garachiquense, Berto González, confirmó al DIARIO que esta vez no se produjeron daños materiales de importancia ni en la avenida ni en el mobiliario urbano.

En El Pris y Mesa del Mar, en Tacoronte, y en Punta del Hidalgo y Bajamar, en La Laguna, la estampa costera fue similar, con grandes olas rompiendo en las escolleras e inundando las zonas de las piscinas y hasta un aparcamiento. En el Puerto de la Cruz, el Ayuntamiento cerró el Complejo Costa de Martiánez, que por momentos fue engullido por las olas. Por su parte, la cuenta de Twitter del Área de Seguridad del Consistorio de La Orotava anunció el cierre del acceso a la playa del Bollullo como prevención.

Por otro lado, el helicóptero del GES rescató sano y salvo a un pescador de 62 años tras caer al mar en la Cueva del Diablo, en La Guancha, según informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 1-1-2. El suceso ocurrió sobre las 11.00 horas. Un rescatador del GES se descolgó de la aeronave, accedió hasta al afectado y, tras izarlo, lo trasladó hasta la helisuperficie de ese mismo municipio.

OLEAJE BAJAMAR 29 OCTUBRE 2020 OLEAJE BAJAMAR 29 OCTUBRE 2020 OLEAJE BAJAMAR 29 OCTUBRE 2020
<
>
Grandes olas en Bajamar, el pasado 29 de octubre de 2020. Fran Pallero