sur

Se incrementará la vigilancia para acabar con los taxis ‘piratas’ en el aeropuerto del Sur

El Ayuntamiento de Granadilla, representantes policiales y de transportes abordan el problema del intrusismo tras las quejas del sector
La reunión de coordinación se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento. DA
La reunión de coordinación se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento. DA
La reunión de coordinación se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento. DA

Los representantes del sector del taxi de Granadilla de Abona reclamaron ayer una mayor vigilancia contra el intrusismo en el aeropuerto del Sur en una reunión celebrada en el salón de plenos del Ayuntamiento, que contó con la presencia del alcalde, José Domingo Regalado, los concejales María Candelaria Rodríguez, Fredi Oramas y Conchi Cabrera, así como representantes de la Policía Local, Guardia Civil, AENA, Servicio de Inspección del Cabildo, Asociación de Taxis de Granadilla de Abona y de la Federación Regional de Taxis.

El encuentro se produjo después de que los profesionales del volante denunciaran recientemente en este periódico la existencia de “mafias” que acosan a los pasajeros nada más pisar la terminal y los sacan por otra puerta, donde les espera un coche de alquiler, un furgón o incluso un vehículo particular que les cobra a precio de taxi y muchas veces por adelantado. Los taxistas advierten de que con la pandemia se han “relajado” las inspecciones y ha aumentado el intrusismo. En la reunión de ayer se acordó volver a los niveles de vigilancia que existían antes de la crisis sanitaria, según explicó a DIARIO DE AVISOS Víctor Ramos, presidente de la asociación de taxistas granadilleros, que expresó su satisfacción tras el encuentro.

colaboración

José Domingo Regalado expresó su voluntad de “continuar con las sinergias de colaboración entre las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad, e ir de la mano con el resto de administraciones con competencia, más aún si tenemos en cuenta la crisis derivada de la pandemia, que ha afectado duramente a esta actividad”.

El responsable municipal de Transportes, Fredi Oramas, señaló que “desde marzo, el sector del taxi ha sufrido especialmente un duro golpe, debido primero al cierre de fronteras y, luego, a la escasez de vuelos por la crisis sanitaria”. Por su parte, María Candelaria Rodríguez calificó el encuentro de “fructífero” y aseguró que redundará en un “mejor servicio, seguridad e imagen de nuestro municipio y de la Isla”.
Desde la Federación Regional de Taxis se pidió apoyo para la modificación de la Ley de Transportes Canaria en diferentes aspectos de la normativa, en especial, el relativo al intrusismo.

En cambio, no se abordó en la reunión la demanda de los profesionales de situar la parada próxima a la puerta principal de salida de los usuarios de la terminal, 15 años después de que fueran trasladados a un lugar más alejado con carácter “provisional”.

TE PUEDE INTERESAR