arona

El Mojón: la ‘vacuna’ del Sur contra la crisis económica

Además de las tres licencias de construcción ya concedidas y supeditadas al cumplimiento de los requisitos fijados por los técnicos, el Ayuntamiento de Arona está a punto de aprobar varios proyectos básicos, entre ellos a la cadena de supermercados Lidl, en el cotizado suelo del municipio
Vista panorámica de El Mojón, una de las bolsas de suelo más cotizadas del sur de Tenerife de casi un millón de metros cuadrados de extensión ubicada a la entrada de Los Cristianos, en el municipio de Arona. Sergio Méndez
Vista panorámica de El Mojón, una de las bolsas de suelo más cotizadas del sur de Tenerife de casi                   un millón de metros cuadrados de extensión ubicada a la entrada de Los Cristianos, en el municipio de Arona. Sergio Méndez
Vista panorámica de El Mojón, una de las bolsas de suelo más cotizadas del sur de Tenerife de casi un millón de metros cuadrados de extensión ubicada a la entrada de Los Cristianos, en el municipio de Arona. Sergio Méndez

El Ayuntamiento de Arona ya ha concedido tres licencias de construcción y tiene “muy avanzados” otros tantos permisos de proyectos básicos (previos a los de ejecución) en El Mojón, la principal bolsa de suelo turístico del Sur, de carácter privado, que abarca casi un millón de metros cuadrados entre el Hospital del Sur y Los Cristianos.

A las primeras licencias concedidas para construir dos hoteles de lujo a Inversiones Marylanza SL -que lidera el presidente de la patronal hotelera, Jorge Marichal, y a la que se le ha otorgado recientemente una segunda licencia por una ampliación de su proyecto- y a Spring Hoteles, se avanza en la tramitación de nuevas concesiones, entre ellas, a la cadena internacional de supermercados Lidl, que se aprobará en breve, según pudo saber este periódico, tras superar ya prácticamente la totalidad de los informes técnicos.

El mantenimiento e incremento de las inversiones en El Mojón se califica tanto desde el grupo de gobierno como desde sectores empresariales como una “gran noticia” para Arona por cuanto relanzará el empleo y la economía, y además en un momento, subrayan, en el que se venden hoteles y se paraliza la construcción de establecimientos turísticos en distintos municipios de las Islas.

Las tres licencias otorgadas, pedidas después del desbloqueo del plan parcial en julio de 2018, tal como adelantó este periódico, se han concedido de forma condicionada, es decir, sujetas al cumplimiento de las obligaciones adquiridas por los propietarios del suelo para la urbanización de la zona del plan parcial de El Mojón, según explicaron a este periódico fuentes municipales. En otras palabras, la ocupación y la utilización de la edificación sólo será posible cuando tenga lugar la “completa terminación de las obras de urbanización y el funcionamiento de los correspondientes servicios”. Así lo indica el informe técnico, que especifica que “la licencia quedará sin efecto si se incumplieren las condiciones a que estuvieren subordinadas”.

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Arona considera que todavía no se cumplen los requisitos para recepcionar la urbanización (obras que incluyen la red viaria, zonas verdes, alumbrado y saneamiento, entre otras instalaciones y servicios), como quedó de manifiesto en la propuesta de resolución desfavorable de los técnicos municipales firmada por el alcalde, José Julián Mena el pasado verano. En cambio, la Junta de Compensación (que representa a los propietarios de los terrenos) no lo ve así y ha planteado un proceso contencioso-administrativo con un doble recurso al considerar que ha cumplido su parte y que las obras de urbanización estipuladas se han acabado.

“Se trata de diferencias que los técnicos municipales entienden que son subsanables y meramente documentales”, se apunta desde el Consistorio. De hecho, según pudo saber este periódico, Junta de Compensación, inversores y Ayuntamiento acordaron en una reunión celebrada tras el verano ir de la mano y trabajar conjuntamente para subsanar las dificultades surgidas y evitar así que un contencioso vuelva a bloquear El Mojón. A nadie se le esconde que la vía judicial supondría el empantamiento de la situación “durante años”, por lo que en dicho encuentro las partes mostraron su predisposición a subsanar esas diferencias. Desde la Corporación se insiste: “El Mojón está desbloqueado, pero supeditado al cumplimiento empresarial de las condiciones establecidas por los técnicos”.

diferencias en la Junta

El anuncio del presidente de la Junta de Compensación del Plan Parcial, Juan Francisco Reverón, de presentar próximamente una denuncia contra el alcalde de Arona por un presunto delito de prevaricación al rechazar la recepción del sistema general viario, ha causado extrañeza y malestar en un amplio sector de la Junta.

El secretario de la Junta Rectora, Miguel Villarroya, director general de Spring Hoteles, desmintió rotundamente tal posibilidad en declaraciones a DIARIO DE AVISOS. “No existe ni siquiera intención desde la Junta de poner en marcha ninguna demanda, y menos por una acusación tan seria”, manifestó, y aclaró que el “único trámite en marcha desde la Junta son dos recursos contenciosos-administrativos a las resoluciones desfavorables del Ayuntamiento en lo referente a la recepción de la urbanización, pero es un lenguaje jurídico que no agota el diálogo”.

Villarroya señaló que El Mojón atraerá más de 850 millones de inversión (una parte importante desde la compañía que lidera y que ha adquirido varios terrenos en la zona). “Lo más bonito de este proyecto de urbanización se encuentra en los beneficios que conlleva para Arona: solo en cifras de empleo significa la contratación de más de 3.500 trabajadores durante los dos o tres años de la construcción de los establecimientos y unos 3.000 empleos para dar servicio a estos negocios una vez entren en funcionamiento”, indicó.

Asimismo, resaltó la “responsabilidad” que asume el plan con la sociedad civil, traducida en la construcción de dos parques, zonas recreativas y deportivas, además de un espacio público para congresos y exposiciones. En total, más de 150.000 metros cuadrados. Villarroya destacó la limitación de solo una tercera parte del espacio a la edificabilidad, “comprometiendo a los inversores a crear un concepto de arquitectura amable, donde los edificios no son los protagonistas y permitirán ofrecer nuevos modelos de negocio hotelero en los que primarán los grandes espacios y las zonas verdes para disfrute de la experiencia del visitante”.

“Tenemos una pastilla de suelo muy bien ubicada que nos brinda una oportunidad única de generar un modelo turístico ideal que va a ser el demandado en los tiempos que están por venir”, apostilló el director general de Spring Hotels, que subrayó la “gran ilusión” de la compañía, “porque vemos que comienza el desarrollo de un proyecto que generará miles de puestos de trabajo y grandes beneficios para Arona”.

Desde el Ayuntamiento también se recuerda que, gracias a la urbanización de este suelo privado, Arona recibirá importantes bolsas de suelo público en las que están previstas diversas dotaciones, como dos grandes parques públicos y un importante espacio de uso cultural que podría acoger la futura Escuela Municipal de Música.

aportaciones a la sociedad

Entre las aportaciones que ha realizado el Plan Parcial a la sociedad civil aronera, la junta de propietarios destaca la ejecución y financiación de un sistema general viario de más de 35 metros de ancho, que diera acceso a Los Cristianos y su Puerto; la creación de los dos mayores parques públicos en zonas turísticas de la Isla, con una superficie de casi 60.000 metros cuadrados; la adecuación y canalización del barranco de Aquilino para prevenir posibles riadas; la cesión de 20.000 metros cuadrados para la construcción de un instituto, 22.000 para usos deportivos y una cantidad idéntica para un auditorio, y la financiación de la obra de la red de acogida de aguas pluviales independiente para Los Cristianos.

TE RECOMENDAMOS