TENERIFE

Los cayucos enfrentan a Granadilla y Arona con la Subdelegación

Los dos ayuntamientos deciden retirar cuatro embarcaciones abandonadas en sus costas ante la “falta de respuesta” de la Administración central; en una de ellas murieron cuatro personas


Arona y Granadilla anunciaron ayer la retirada de los últimos cayucos que han llegado por sus propios medios a las costas de ambos municipios ante la “falta de respuesta” de la Subdelegación del Gobierno. Tanto el concejal de Seguridad aronero, Francisco Marichal, como su homóloga granadillera, María Candelaria Rodríguez, confirmaron que adoptan la medida al no haber obtenido respuesta después de varios requerimientos para que fueran retiradas del litoral un total de cuatro embarcaciones.

El Ayuntamiento de Granadilla procedió ayer a transportar a un solar del puerto industrial (emplazamiento sugerido por la Subdelegación del Gobierno una vez obtenido el permiso de la Autoridad Portuaria) los cayucos que llegaron a La Tejita y La Jaquita los pasados días 1 y 5 de este mes. La primera alcanzó la costa con 40 migrantes, mientras que la segunda lo hizo con 44 supervivientes y cuatro cadáveres a bordo.

“En vista de que pasaban los días y no llegaba una respuesta, y como tampoco íbamos a estar discutiendo si lo quitas tú o lo quito yo, decidimos asumirlo nosotros, con los correspondientes protocolos de desinfección, a través de la empresa pública Sermugran, y su posterior recogida”, manifestó a este periódico la edil de Seguridad, que recordó que ambas embarcaciones se encontraban abandonadas en La Tejita y La Jaquita, lo que supone, a su juicio, “no solo un perjuicio desde el punto de vista estético, sino, sobre todo, de salubridad para los bañistas y usuarios de ambas playas”.

Rodríguez indicó que antes de iniciar la operación, el Ayuntamiento contactó con el juzgado para obtener el correspondiente permiso una vez garantizado que no se practicarían más diligencias. La edil también señaló que aún quedan restos de la barca en La Tejita, que serán retirados hoy, después de que fuera necesaria partirla para su traslado al puerto de Granadilla. Además, apuntó que una tercera embarcación permanece en una cala próxima al Barranco del Río, en una zona de difícil acceso que “requiere de medios que no tenemos y que ya hemos comunicado a la Subdelegación para que se haga cargo”.

robo del motor

La concejala también confirmó algunas acciones de pillaje con los cayucos que llegan. En concreto, se refirió al robo del motor de la embarcación que llegó a La Tejita “esa misma noche o a primera hora de la mañana siguiente”.

En el caso de Arona, los dos cayucos que arribaron el 25 de octubre y 3 de noviembre de 2020 con 67 y 17 migrantes, respectivamente, permanecen en la playa de Las Galletas, junto al muelle deportivo, y serán retirados próximamente, según anunció el responsable municipal de Seguridad, que explicó que desde el Ayuntamiento “tomamos cartas en el asunto desde el primer momento, poniéndonos en contacto y realizando requerimientos al Estado, pero ante la falta de respuestas y de soluciones concretas prepararemos en los próximos días una retirada unilateral de los cayucos”. Las embarcaciones se trasladarán, previsiblemente, al Complejo Ambiental de Tenerife, en Arico, para ser tratadas como residuos sólidos, según avanzaron fuentes municipales.

Caso aparte son los cayucos que llegan a Los Cristianos auxiliados por Salvamento Marítimo. Una vez llegan al muelle, las embarcaciones se trasladan por la Subdelegación del Gobierno a un solar alquilado de este núcleo debidamente vallado, donde quedan a disposición de la autoridad judicial.