sanidad

Canarias invertirá 200 millones para reducir un 30% la lista de espera quirúrgica

La lista de espera quirúrgica cerró el año 2020 con 24.495 pacientes; las patologías oncológicas no deberán superar los 30 días de retraso
El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, y el director del Servicio Canario de Salud (SCS), Conrado Domínguez. | DA

Canarias invertirá 200 millones de euros en dos años para reducir un 30% las listas de espera quirúrgica, de consultas y de pruebas, con la contratación de unos 250 profesionales que se sumarán a los casi 5.000 con los que se han reforzado por el coronavirus.

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, y el director del Servicio Canario de Salud (SCS), Conrado Domínguez, presentaron ayer el Plan Aborda 2021-2022, con el que se pretende descender las demoras, que en diciembre de 2020 afectaban a 24.495 pacientes, en el caso de las quirúrgicas (de los que 6.512 tenían más de seis meses, por lo que se observa un incremento del 10% al finalizar 2020, mientras que la demora para ser intervenido se situó en más de 150 días aunque la media se fijó en 178 días). Por su parte, 104.657 personas esperan por una consulta y 21.362 por una prueba diagnóstica.

La pandemia ha incidido en la caída del 16,6% de la actividad quirúrgica, por lo que las operaciones fueron 110.851, por las 132.880 en 2019, con un descenso del 16,4% en las realizadas por la sanidad pública, y 19,4% en las realizadas en la concertada. Esa menor actividad supuso que el número de personas que esperan por una intervención se haya reducido el 5%, mientras que la demora media ha crecido el 13%, hasta situarse en los 150,58 días, y la cifra de pacientes que esperan más de seis meses por una operación subió el 10%, hasta los 6.512.

Aunque el número de consultas bajó el 0,5%, debido al incremento de la atención telefónica, el número de personas en espera descendió el 26%. Cinco especialidades concentran el 71% de las primeras consultas: Oftalmología (21%), Traumatología (17%), Dermatología (15%), Rehabilitación (10%), Otorrinolaringología (8%).
La lista de espera por una prueba diagnóstica también bajó el 14%, a 21.362 pacientes, lo que ha supuesto atender a 3.567.

El Plan Aborda pretende reducir el 30% todas las listas, situar por debajo de los 90 días la demora media, y garantizar que ningún paciente pendiente de una cirugía oncológica espere más de 30 días.

Para ello se aplicará el distrito único (por lo que pacientes de una Isla podrán ser atendidos por un hospital diferente al que le puso en espera). También se usará la autoconcertación (contratar con un servicio determinado o un hospital público el cumplimiento de objetivos asistenciales diferentes a los ordinarios, en horario de tarde, y enfocados a la reducción de la espera).

También se reforzará la atención selectiva de quienes más esperan; la actividad en fines de semana para las intervenciones poco complejas; la cirugía mayor ambulatoria (CMA), mejorando sus infraestructuras; las contrataciones en verano para evitar que la actividad baje; y la revisión de los conciertos con centros privados para actualizarlos a la normativa vigente y a las necesidades de la sanidad pública.

TE RECOMENDAMOS