política

Curbelo: “No hay milagro gomero; nos adelantamos a los acontecimientos”

Para el presidente del Cabildo de La Gomera ahora es el momento de ayudar a las empresas: "Si la medicina no llega a tiempo, se muere el enfermo"
El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, durante la entrevista. / SERGIO MÉNDEZ

Se le cita, tanto en los salones como en los mentideros, como el hombre decisivo en Canarias, pero tanto poder solo se comprende desde su inobjetable tirón electoral en La Gomera, donde repite victorias electorales sin importar si se presenta con las siglas del PSOE, como antaño, o las actuales de la Agrupación Socialista Gomera. En la distancia corta, Casimiro Curbelo (San Sebastián de La Gomera, 1955) transmite la misma energía que siempre le ha caracterizado.

– Si algún territorio español puede presumir de éxito frente a la pandemia es justo La Gomera, donde empezó todo en España. ¿Cuál es el ‘milagro’ gomero?

“No se trata de ningún milagro, tiene su explicación. Es verdad que todo ha confluido para que llevemos un mes sin contagios, lo que nos viene muy bien para la economía. Por ejemplo, viene mucha gente de otras islas, sobre todo desde Tenerife, durante los fines de semana, pero también hay peninsulares y extranjeros teletrabajando desde La Gomera por tratarse ahora mismo de un espacio libre de la Covid”.

-Pero algo habrán hecho para lograrlo…

“Claro, puede que alguien le sorprenda este dato, pero en La Gomera se le ha hecho la prueba al 60% de la población. Además, desde que detectamos la llegada de alguien con síntomas, se le conduce al hospital para hacerle la PCR. Cuando se hablaba en otras islas de hacer pruebas en los colegios, nosotros ya las habíamos llevado a cabo… Lo que quisiera aclarar es que en La Gomera no hemos descubierto ninguna ciencia, sino que nos hemos adelantado a los acontecimientos”.

-¿Puede ser que les ayudase haber registrado el primer caso de coronavirus en España?

“Seguramente. Eso nos predispuso a anticiparnos a los acontecimientos que pudieran venir y pertrecharnos de las herramientas que nos pudieran hacer falta”.

-¿Me cita un ejemplo?

“Cuando el Gobierno de España centralizó la compra de material sanitario, automáticamente se resolvió, dado que las autonomías tienen competencias sanitarias, pero nosotros ya acudíamos a un gomero del sur de Francia para que nos mandara material”.

-¿Se saltaron esa centralización en las compras?

“Bueno, le puedo contar que cuando este gomero, que es de Valle Gran Rey y tiene su clínica en el sur de Francia, mandó el primer envío de mascarillas acabaron siendo requisadas en el aeropuerto. Le aplicamos el instinto gomero y no pasó más, porque el segundo envío llegó etiquetado como material protésico [sonríe]. Pero ojo, mientras tanto también compramos en Cataluña, siempre intentando ir por delante”.

-¿Y con la movilidad?

“Exactamente igual. Cuando se hablaba de frenar la movilidad, desde La Gomera pedimos que cerraran el aeropuerto. También hicimos controles a las llegadas para limpieza de calzados y temperatura…”.

-¿Ha sabido algo más de los chicos alemanes donde surgió el primer contagiado en España?

“Sí. Están invitados a volver a la Isla por el área de Turismo del Cabildo de La Gomera, y han aceptado encantados. La pena es que aún no han podido volver por las restricciones de la movilidad existente”.

-Sanitariamente, La Gomera va bien. ¿Y la economía?

“La economía canaria, por su dependencia del turismo, dado su alto peso en el PIB, está muy mal. Ahora bien, en La Gomera, como en cada Isla, hay que ingeniar cómo ayudar a la gente. La patronal, los empresarios, ven bien cada ayuda, como, por ejemplo, para aplazar las deudas, pero nos viene mejor ayudas en forma de subvención para abonar los gastos fijos, y en ese sentido el Gobierno ha aprobado 165 millones de euros”.

-¿Es suficiente?

“No, y así se lo hacía ver estos días al vicepresidente y consejero de Hacienda [Román Rodríguez] porque las empresas están muy tocadas. Por ejemplo, los ERTE son muy importantes, pero si se prorroga mucho el tiempo, como ha sucedido, a la empresa le crea un problema de supervivencia como tal, y ahí están los autónomos que han tenido ya que cerrar”.

-¿Cómo se está portando el Estado en tal sentido?

“No entiendo al Estado, porque Canarias tiene ahora unos 280.000 parados, pero antes de la pandemia ya tenía 207.000. Cada día cierran 16 pequeñas empresas… Nuestra situación económica es desastrosa. Me alegro, eso sí, que desde el Estado se anunciaran hace unos días ayudas directas a nuestro sector empresarial”.

-Pero no todo son ayudas y/o subvenciones estatales…

“Claro que no, por eso no viene mal que simultáneamente cabildos y ayuntamientos utilicemos el Fondo para el Desarrollo de Canarias para aportar liquidez a las empresas. Estamos en ello. También hacen falta medios humanos para gestionar los 1.180 millones de euros de este año y los 1.000 millones extraordinarios. Y, por último, cabe la posibilidad de pedir al Gobierno de España que de los fondos del Plan de Recuperación y Transformación de Resiliencia podamos dedicar una parte a este asunto”.

-¿Por qué es tan importante?

“Porque es el momento de ayudar a las empresas. Si al enfermo no le llegan las medicinas a tiempo, muere, y las empresas son igual. Ahora es cuando no tienen liquidez, y en ese sentido podemos salvar a muchas empresas”.

-Usted preside el Cabildo de La Gomera. ¿Ha hecho esta tarea que propone a los demás?

“En La Gomera hemos hecho la tarea. El año pasado aprobamos desde el Cabildo una línea de ayudas a autónomos y micropymes de 2,3 millones de euros. Sacamos a información pública el pliego y se inscribieron 888 empresas y se otorgó a unas 800, lo que supuso un total de 1.815.400 euros. A eso se une los 470.000 euros para el sector primario de pymes y micropymes, por lo que ahí están los 2,3 millones, aproximadamente”.

-¿Y ahora qué toca?

“Este año vamos a hacer lo mismo, pero, además, con una asignación de tres millones de euros. Si todos los cabildos seguimos en esta línea, daremos un poco de oxígeno para seguir adelante; si no, nuestro tejido productivo se dañará mucho y, una vez dañado, para recuperarlo costará mucho”.

-De sus palabras solo se puede deducir que las cosas, económicamente, están mal en Canarias y, claro, en La Gomera…

“Las cosas están mal, pero entre todos podemos ayudar mucho a que no estén tan mal y se resuelvan las cosas”.

-¿Qué le pide a la oposición?

“A la oposición hay que pedirle cooperación. ¿O creen realmente que el coronavirus lo trajo el cuatripartito? No, no, no y no. Por tanto, hay que sumar esfuerzos para que hagamos las cosas lo mejor posible, porque varitas mágicas no tiene ninguno y Canarias ha perdido en 2020 el 20% de su PIB, entre 10.000 y 11.000 millones de euros. El Estado ha ayudado con los ERTE, los ICO y el Ingreso Mínimo Vital (que aún no ha llegado mucho), mientras que en Canarias se ha hecho lo que se ha podido. A ver si todos somos útiles y nos ayudamos mutuamente”.

-Me habló de la necesidad de las ayudas a las empresas pero, ¿qué pasa con los parados?

“Hay que ayudar también. Desde el Cabildo de La Gomera, con Gesplan, hemos aprobado una encomienda de tres millones de euros y hemos contratado por esa vía a 285 personas, y vamos a seguir contratando para ayudar a los empleados y también a las familias. Es importante que hagamos un plan de cooperación contra las altas tasas de pobreza”.

TE RECOMENDAMOS