puerto de la cruz

Hartos de vivir rodeados de ratas y basura ‘por culpa’ del Iders

Vecinos de la zona de Martiánez se quejan de los malos olores, las cucarachas, mosquitos y la inseguridad por las peleas que se generan en el edificio, abandonado hace 30 años
edificio Iders
La basura se acumula en los bajos del edificio Iders, abandonado desde hace 30 años. DA
La basura se acumula en los bajos del edificio Iders, abandonado desde hace 30 años. DA

La historia del Iders es la de una eterna desidia. El edificio, ubicado en la céntrica avenida Betancourt y Molina, una zona que antaño fue la del auge turístico en el Puerto de la Cruz, está dejado a su suerte desde que se detectara una afección por aluminosis y el consiguiente riesgo de derrumbe, que derivó en un desalojo de las viviendas y los locales comerciales.

Y es que el abandono del edificio ha servido para que varias decenas de okupas y personas sin hogar – unas 70 estiman los vecinos- vivan allí sin las mínimas de condiciones de salubridad al carecer de un recurso tan básico en estos tiempos de pandemia como puede ser el agua.

“Los vecinos de la zona de Martiánez ya no aguantamos más esta situación indignante. Estamos hartos de estar rodeados de basura, ratas, cucarachas, mosquitos y a ello se le suma la inseguridad de las personas que ocupan este edificio con riñas a cada momento porque hay muchas que son drogodependientes. Ni el turismo ni los vecinos merecemos ésto”, se quejan.

Los presidentes de las comunidades de vecinos de unos diez edificios aledaños, además de directores de hoteles, se han unido para intentar poner fin a una situación que lleva enconada 30 años con batallas judiciales de por medio, una comunidad de propietarios que fue disuelta y administraciones que no quieren o no pueden tomar cartas en el asunto para buscar, de una vez por todas, una solución definitiva a un problema que ha pasado a tener graves tintes sociales.

“Hemos hecho lo indecible, pero nadie nos hace caso”, se quejan. Aseguran que le han pedido al Ayuntamiento que “al menos” limpie el solar porque “está de urgencias” y teniendo en cuenta que el año pasado acudieron al Diputado del Común y éste le requirió a los responsables municipales que tomaran medidas sanitarias. Sin embargo, aseguran que “no se ha hecho absolutamente nada”.

“La situación es dantesca. El lugar no está ni para que vivan los perros. El otro día un hombre abrió una cortina de un cuarto piso y lanzó la basura para abajo,” donde hay una pila que se acumula desde hace años.

Hay residentes en Martiánez que aseguran que han visto a personas que incluso tienen hasta un televisor de plasma. “¿Quien les proporciona la luz?”, se preguntan.

“No podemos pretender que el Puerto de la Cruz sea una ciudad turística con un adefesio como el Iders en el centro del municipio”, manifiestan.

TE PUEDE INTERESAR