el tiempo

Los accesos al Teide, cerrados hasta el lunes

Los efectos de la borrasca, que afecta a las Islas hasta mañana, se dejan notar en forma de nieve, granizo, frío y abundante lluvia
La lluvia provocó algunos problemas, como roturas de ramas o desprendimientos. Sergio Méndez
La lluvia provocó algunos problemas, como roturas de ramas o desprendimientos. Sergio Méndez
La lluvia provocó algunos problemas, como roturas de ramas o desprendimientos. Sergio Méndez

Desde las seis de la tarde de ayer, el Cabildo de Tenerife procedió al cierre de las carreteras de acceso al Parque Nacional del Teide, tanto por La Esperanza como por La Orotava, una medida que se mantendrá hasta el próximo lunes. El principal motivo, la nieve, que desde primera hora de ayer, con la caída de los primero copos en el Teide, se dejó notar.

Ante la previsión meteorológica de que hoy empeore la situación, se mantendrán cerrados los principales accesos, al menos hasta el lunes, tal y como informó el Cabildo en la tarde de ayer.

Concretamente, están clausuradas desde ayer la carretera insular TF-24, desde el cruce de la carretera de Arafo hasta El Portillo; la TF-21, desde La Caldera, en La Orotava, y también el teleférico, que permanecerá así hasta el lunes, mientras que la TF-523 está cortada desde el kilómetro 10.

Estos cierres se efectuaron tras acordarlo el consejero insular de Carreteras, Enrique Arriaga, y la consejera insular de Medio Natural y Seguridad, Isabel García, con los alcaldes de La Orotava, Guía de Isora y Vilaflor, y con la concejala de Seguridad Ciudadana de El Rosario, con los que se reunieron por la tarde para coordinar las acciones previstas ante la alerta meteorológica. En esta reunión participaron también el director insular de Carreteras, Tomás Félix García, el capitán jefe del Subsector de Tráfico en Tenerife y el director del Parque Nacional del Teide, Manuel Durbán.

En cuanto a las pistas forestales cerradas, se corresponden con la General de Arico, la de Ramón El Caminero a Izaña y la de Montaña del Limón. También el tramo que va desde la Piedra de los Pastores hasta la carretera La Orotava-El Portillo (TF-21), la de Arenas Negras, Montaña de las Flores y Montaña del Cascajo, en el tramo que va desde el área recreativa de Arenas Negras (a partir de la zona de la galería) hasta la carretera de Chío-El Teide (TF-38).

El Cabildo establecerá una vigilancia constante de la evolución del fenómeno meteorológico, con especial atención a su incidencia en carreteras y pistas forestales de la Isla. Y es que, ante la previsión de que hoy la nevada se intensifique, la Corporación insular ruega a la ciudadanía que evite acceder al Parque Nacional del Teide y que respeten los cortes de circulación establecidos por el Cabildo y los municipios afectados.

La bajada de temperaturas que ha traído la vaguada que sufrirá el Archipiélago hasta este sábado, también ha permitido que la presencia de granizo en puntos relativamente bajos como Tegueste o Santa Úrsula. Además, la intensa lluvia, que ha provocado registros superiores a los 50 litros por metro cuadrado en casi todas las islas afectadas, ha provocado desprendimientos en algunas carreteras de Tenerife, como la de Las Carboneras, o que la empresa de Aguas Emmasa tuviera que abrir de nuevo las compuertas de desagüe de la depuradora de Santa Cruz ante el aumento del caudal por la lluvia caída en El Rosario y La Laguna. En esta última localidad, el viento y la lluvia provocaron anoche una avería en una torreta de alta tensión en Tejina, que produjo cortes y subidas y bajadas de tensión en puntos de la costa del municipio, según denunciaron vecinos por Twitter.

Al lugar acudieron Endesa y personal del área de Servicios Municipales para intentar solucionar el problema, según confirmaron desde el Ayuntamiento.

Las fuertes precipitaciones provocaron, además, un grave perjuicio para los animales del albergue de Tierra Blanca, ubicado en Fasnia, donde ha vuelto a inundarse sus cheniles (donde descansan los perros a la espera de ser adoptados) por tercera vez en seis meses, tal y como apuntó la cofundadora de la Asociación SOS Felina, Tamara Franquet, en sus redes sociales.

Esta borrasca ha llevado al Gobierno de Canarias a activar la alerta por nevada en Tenerife, La Palma y Gran Canaria. En estas dos últimas, en la tarde de ayer se procedió al cierre de carreteras para evitar el acceso de la ciudadanía ante el riesgo metereológico.

Pese a la intensidad de las lluvias durante todo el día, en el norte de Tenerife no se registraron incidentes de consideración. La ausencia de viento hizo que no se produjeran daños en el mobiliario urbano. Únicamente en Tacoronte, en el barrio de La Caridad, se registró la caída de un árbol, que no provocó daños personales ni materiales.

En toda la comarca de Acentejo, la lluvia no tuvo descanso, y en Santa Úrsula cayó a media mañana una fuerte lluvia de granizo que duró apenas unos minutos, pero que llamó la atención de los vecinos.
Una situación similar tuvo lugar en el Valle de La Orotava y en la Isla Baja, donde el mar estuvo tranquilo y las precipitaciones fueron de escasa entidad e incluso dejaron una tregua pasado el mediodía y durante casi toda la tarde.

En San Juan de la Rambla, La Guancha e Icod de los Vinos, la tónica fue similar: lluvia abundante, pero sin complicaciones.

Por último, en el Puerto de la Cruz, como es habitual, se cerró la carretera TF-31 de acceso por Martiánez debido a la “cascada” que se forma habitualmente cuando llueve con fuerza.

En la parte sur, lo más destacado fueron las rachas de viento, en algunos momentos intensas, y la lluvia, pero sin provocar daños de ningún tipo.

TE RECOMENDAMOS