la orotava

Los propietarios de la Cueva de Bencomo esperan aún una oferta

La única reunión entre el Consistorio y la propiedad del BIC fue en mayo de 2018; desde entonces no ha habido contacto ni ningún ofrecimiento oficial
Pese a tratarse de un BIC, la Cueva de Bencomo sufrió un abandono institucional durante casi tres décadas, que fue reparado el año pasado. Sergio Méndez
Los propietarios de la Cueva de Bencomo esperan aún una oferta
Los propietarios de la Cueva de Bencomo esperan aún una oferta

Nada ha cambiado desde mayo de 2018. En esa fecha se produjo el único contacto de los propietarios de la Cueva de Bencomo -los herederos de Lucio Hernández Rodríguez- con el Ayuntamiento de La Orotava para intentar llegar a un acuerdo sobre la adquisición de los terrenos, declarados BIC en 1986 por el Gobierno de Canarias.

Allí se proyecta el primer museo de sitio de Tenerife, un proyecto del historiador Manuel Cebrián en el que vincula al legendario mencey de Taoro con el naturalista alemán Alexander Von Humboldt y por ello propone incluir un centro de interpretación en el mirador que lleva su nombre ubicado justo enfrente del BIC.

La idea es incluir elementos didácticos que faciliten la explicación y comprensión de los procesos históricos relacionados con el penúltimo mencey de Taoro y del geógrafo, dos figuras que no tienen nada que ver entre sí pero que están en el imaginario de la cultura canaria, el primero como partícipe directo y el segundo, como uno de sus grandes divulgadores.
Para ello, ha sido indispensable que el Ayuntamiento recuperara la gestión del emblemático mirador en octubre de 2020.

El encuentro de hace casi tres años sirvió para demostrar que la parcela en la que se encuentra el BIC era propiedad de la citada familia, con la que se abrió una vía de diálogo para negociar su posible compra. Desde entonces, se espera por la tasación de los técnicos municipales que nunca llega.

El alcalde, Francisco Linares, ha manifestado en diversas oportunidades la importancia de un proyecto que permitirá recuperar una parte importante del patrimonio identitario de Tenerife. La última fue el lunes en una entrevista a este periódico en la que reiteró el compromiso del Gobierno local en adquirir los terrenos y confió en que se pueda concretar este año.

Interés

Sin embargo, la propiedad no entiende ese interés y les llama la atención las manifestaciones del mandatario. “No se ha puesto en contacto con nosotros ni nos ha ofrecido nada”, declara el portavoz de la familia, Norberto Hernández Lorenzo.

Este último aclara que los herederos no van a vender los terrenos “a cualquier precio” sino a un precio justo”.

La propiedad propuso en su momento que además del BIC, se adquiriera la zona rústica de protección agrícola, ya que permitiría construir un buen acceso al lugar con aparcamientos destinados a las guaguas, “con un precio muy asequible”.

Hernández deja claro que la parte en la que se encuentra la cueva “no se puede valorar a precio de suelo rústico porque además de aumentar su valor, el destino que se le dará va a reportar beneficios al Consistorio”.

En caso de que la administración haga una oferta que no consideren válida, la familia contratará a sus propios peritos para que estimen si el precio que les ofrecen es correcto o no.

TE RECOMENDAMOS