güímar

Nuevo acto de vandalismo en el barranco de Badajoz

La Fundación Telésforo Bravo Juan Coello vuelve a denunciar “los atentados” contra el paisaje natural protegido, que nadie vigila
Pintadas en pleno camino del barranco de Badajoz, sobre piedras y muros / DA

El barranco de Badajoz no solo en conocido por los misterios y leyendas que atesora ni por su importancia hidroeléctrica en la Isla, también, desgraciadamente, desde hace unos años, por los atentados medioambientales que se producen en ese entorno que nace a las faldas de Izaña declarado paisaje natural protegido, aunque en realidad nadie lo protege.

Al menos eso denuncia la Fundación Telésforo Bravo Juan Coello, siempre al quiote de cualquier destrozo medioambiental en las Islas, que en este caso, tratándose del barranco de Badajoz, no es la primera vez. La educación ambiental que promulgan parece haber caído en saco roto.

Pintada en la histórica central hidráulica de Güímar / DA

“La semana pasada visitamos este espectacular lugar y se nos cayó el alma a los pies. En algunas zonas, las paredes laterales que nos cuentan una apasionante historia geológica apenas tienen un centímetro sin pintar, sin rayar, sin grabar. Los restos de nuestro rico patrimonio hidráulico, indispensable para que en esta Isla, podamos disponer de agua suficiente, aparecen pintados por todas partes”, recoge el Facebook de la fundación que preside Jaime Coello.

“Hacía aproximadamente un año que no visitábamos el barranco y en ese período el incremento del deterioro es enorme. En el colmo de la estupidez no podía faltar una pintada dedicada a la COVID 19 (COVIT 19 según su autor/a). Pero no nos vamos a dar por vencidos en esta lucha contra los incívicos y para que las administraciones públicas encargadas de gestionar los espacios naturales, destinen más medios humanos y materiales para hacerlo. Mientras, seguimos sumando daños irreparables en nuestro cada vez más amenazado patrimonio natural”, se dice desde la fundación.

Casi no han dejado hueco para seguir esculpiendo nombres y fechas / DA

Un lamento que ya se realizó hace un año, en la que Jaime Coello envió un mensaje a los jóvenes y menos jóvenes visitantes cuando hizo una visita con alumnos de Secundaria al barranco de Badajoz: “A los demás no les interesa que les dejes un recuerdo”, afirmando que “esto se está saliendo de madre: Las administraciones tienen que involucrarse más, porque entre todos tenemos que concienciarnos de que vivimos en un territorio frágil”. Por eso, desde la Fundación se trabaja en una campaña de “educación y divulgación”, en primer lugar y luego de “vigilancia y sanciones”. Por lo visto recomendaciones para oídos sordos.

TE RECOMENDAMOS