cultura

Carla Márquez, escritora: “Necesitamos más educación sexual; hay mujeres que nunca han llegado al orgasmo”

La grancanaria, que en 2019 lanzó su primer poemario 'Corazón de Fulana', aboga por un "feminismo totalmente igualitario" a través de la literatura erótica
Carla Márquez, escritora de literatura erótica. | DA

La educación sexual continúa siendo insuficiente en los centros educativos. En cuanto a la anatomía femenina, sí se ahonda en el aparato reproductor, pero apenas o de puntillas en el sexual. Está claro que el tema sigue siendo tabú en las aulas, las casas e, incluso, las camas. Por ello, cuando Carla Márquez decidió abrirse en canal -y de piernas- a través de su primer poemario erótico, fueron muchos los quedaron boquiabiertos y atónitos ante las reflexiones de quien consideraban “una chica tan dulce”; de momento, parece que lo sigue siendo. La grancanaria, trabajadora social de profesión, ha sido una lectora y escritora empedernida desde su infancia. Influenciada por escritoras de la talla de Gioconda Belli, Anaïs Nin, Almudena Grandes o el autor Vladimir Nabokov, dio forma en 2019 a su primera obra: Corazón de Fulana. En la semana del Día Internacional de la Mujer, esta emprendedora canaria busca lanzar un grito a la libertad y la valentía mediante gemidos y sábanas mojadas, desvelando además los entresijos de la que será su segunda apuesta; esta vez, ConRazón de Fulana.

-¿Qué encuentra el lector en las páginas de Corazón de Fulana?
“El título lo resume perfectamente: un corazón dulce con ganas de disfrutar de la sexualidad sin tabúes ni límites a través de poemas y microrrelatos. Es un libro muy intimista que remueve mucho. Intento utilizar metáforas y juegos de palabras para provocar o molestar al lector, pero siempre evitando lo vulgar o soez. Además, coincide con los valores del 8M porque es una obra erótico feminista. Las mujeres han aguantado descalificativos como zorras o guarras por el hecho de disfrutar del sexo. Con Corazón de Fulana nos proclamamos como tal, dándole un giro a la ofensa, es decir, ‘no me corto e, incluso, estoy orgullosa’. Muchas mujeres han empatizado y han utilizado mis textos para expresarse como hasta entonces no se atrevían”.

-¿Cómo responde la gente a un poemario sin tapujos?
“El feedback lo recibo casi a diario, ya que según lo van descubriendo, me comentan. De hecho, hace poco, la directora del Instituto Canario de Igualdad leyó el libro y compartió en redes sociales el mensaje de ‘qué valiente es esta niña que dice todo lo que dice sin titubear’. La palabra valentía es algo en lo que coinciden muchas mujeres y yo, sinceramente, no lo pretendía. Otras me han contado que los relatos les excitan y que, incluso, leen el poemario con sus parejas para mejorar su vida sexual. Muchos hombres también han leído Corazón de Fulana. Son, como yo digo, hombres mayúsculos y sensibles que están cansados del rol del machismo y se adaptan a las nuevas masculinidades. Y luego mi entorno que, por mera curiosidad, lo han leído y se sorprenden. En general, la respuesta ha sido positiva. El sexo debe ser libre y hay que visibilizar las prácticas sexuales alternativas, como las BDSM (sigla que combina las letras iniciales de las palabras Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo)”.

Corazón de Fulana (2019). | DA

-Supongo que la sexualidad a la que alude muy poco tiene que ver con la pornografía en internet.
“Existe un abanico muy amplio de fantasías, pero tradicionalmente el porno siempre ha estado centrado en el placer del hombre, y eso no educa. Además, esto nos afecta a las mujeres porque no nos atrevemos a verbalizar que no hemos llegado al orgasmo. Aunque también a los hombres, quienes desconocen cómo complacerlas. Es un arma de doble filo porque, a día de hoy, los adolescentes consumen en internet una pornografía que dista mucho de la realidad. Y es una pena porque se pierde el placer”.

-En este sentido, la educación juega un papel fundamental.
“Sí, hace falta una educación afectivo-sexual desde las escuelas y las familias. No puede ser que conozcamos a mujeres que nunca hayan llegado al orgasmo con sus parejas. Lamentablemente, lo que hacen es fingir. Es necesario hablar más de sexo. Hay dos grandes tabúes en la vida: la muerte y el sexo, y a mí me apetece escribir sobre lo segundo. Soy madre de una niña de 7 años que ya tiene en su estantería libros sobre erotismo para que ella sea consciente y conozca su cuerpo. A mí me educaron así y pretendo hacer lo mismo”.

-Hablando de erotismo, ¿qué opinión tiene acerca de Cincuenta sombra de Grey?
“A mí me encanta leer para poder opinar. Por eso, me compré el primer libro y admito que fui incapaz de terminarlo por dos motivos. He leído mucha literatura erótica y las escenas de sexo me aburrieron porque siempre narraban lo mismo. El segundo fue por la relación dominante que tenía el hombre no solo en la cama, sino en otras esferas de la relación. El personaje engloba todo lo que simboliza el machismo y ella era totalmente sumisa. En cuanto a la trilogía, pienso que tuvo mucho éxito porque fue la primera vez que la gente leía una novela erótica en la guagua, el metro o el tren sin tapar la portada, sin avergonzarse. Al haber sido un best seller, estaba ‘permitido”.

-Ahora que están autorizadas las movilizaciones del 8M en Canarias, ¿qué hará la autora de Corazón de Fulana?
“Entiendo que este año no es el momento y, por un tema de responsabilidad personal, no voy a manifestarme. Aunque sí seguiré alzando la voz, no solo el 8 de marzo, sino los 365 días del año. Siempre he sido muy activista desde joven y llevo dos años haciendo la huelga general. Además, participo en charlas, colaboro con asociaciones que luchan contra la violencia machista… Es necesario entender que con el feminismo ganamos todos y todas. Por ello, abogo por un feminismo totalmente igualitario. Este 8M predicaré con el ejemplo y a través de mis relatos, como este, al que he llamado Libertad:

Cuando una mujer libre
escandaliza más que
una mujer asesinada,
es necesario alborotar,
incomodar,
vociferar,
trastornar,
molestar,
ofender,
provocar.
Reflexionar.

-¿Nos puede adelantar algo de su próxima obra?
Corazón de Fulana son microrrelatos intimistas y eróticos que le ocurren a la escritora, mientras que ConRazón de Fulana cuenta con una trama entre la propia escritora y el hombre lacónico (aplicado a la brevedad de la expresión). Es un libro que engancha por el tira y afloja que se traen ambos con una admiración mutua. Es una historia de devoción. También hay enfados, reconciliaciones y, por supuesto, mucho sexo. He subido tanto el nivel literario como el erótico. Saldrá a la venta este año. El mensaje que guarda este libro es importante y he disfrutado escribiéndolo porque pienso que ayuda a la sociedad, al empoderamiento de la mujer”.

-¿Qué mensaje le gustaría que su hija reciba, como mujer, el día de mañana?
“Ya se lo he enviado a través del primer libro. Se llama La Promesa y lo escribí para mi hija Candela, pero también para mi madre, mi hermana, mis amigas…”.

Quiero que me prometas que mimarás tus alas.
¿Te vas a asegurar de que nadie quite ni una sola pluma?
Quiero que me prometas que no aceptarás amores envenedados,
ni Romeos para una Julieta a los tres días muerta.
Deseo que viajes a donde nunca imaginaste.
Que conozcas todas las culturas que el mundo ofrezca.
Quiero que seas única dueña de tus actos
y amazona de tu vida.
Quiero que me prometas que no cederás para complacer.
No te descuides por anteponer.
Quiero que me prometas, Candela, que no vas a temer a la soledad.
Espero disfrutes solo con tu presencia.
Tu esencia debe ser más que suficiente.
Deseo que luches contra imposiciones
y te rebeles ante convencionalismos.
Quiero que me prometas que bailarás más,
gritarás más,
reirás más,
viajarás más,
cantarás más,
besarás más
y follarás más.
Quiero que me prometas que no vas a aceptar un amor a medias,
una relación con peros,
una historia sin ti como protagonista,
una falsa promesa.
Quiero que me prometas, mi vida,
que nunca dudarás de ti misma.
Intenta huir de tu zona de confort.
Enfréntate a tus monstruos.
Cose las alas con pasión.
Vuela sin mirar atrás.
Sé valiente, aventurera
y arriésgate por tu libertad.

TE PUEDE INTERESAR