justicia

En libertad con cargos Carlos Algora, concursante de ‘La isla de las tentaciones’

El juez de Instrucción Javier García Sotoca ha interrogado esta tarde al detenido, al que ha impuesto como medidas cautelares la retirada del pasaporte y la obligación de comparecer todos los lunes ante el juzgado que se ocupa del caso en la Comunidad de Madrid

El Juzgado de guardia de Las Palmas de Gran Canaria ha puesto esta noche en libertad al concursante del programa de televisión “La isla de las tentaciones” Carlos A., aunque con cargos de abuso sexual con acceso carnal, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

El juez de Instrucción Javier García Sotoca ha interrogado esta tarde al detenido, al que ha impuesto como medidas cautelares la retirada del pasaporte y la obligación de comparecer todos los lunes ante el juzgado que se ocupa del caso en la Comunidad de Madrid.

Carlos A. ha declarado ante el magistrado por videoconferencia desde la Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas, ya que se encuentra en aislamiento por haber dado positivo en covid-19.

La Guardia Civil ha anunciado este miércoles el arresto de los tres presuntos autores de un abuso sexual denunciado por una estudiante extranjera en el transcurso de una fiesta ilegal en un chalet de Colmenarejo (Madrid), entre ellos Carlos A.

Los otros dos sospechosos son Carlos M.P. y Alberto M.G, arrestados en la provincia de Sevilla.

En el momento de la detención, Carlos A. se encontraba disfrutando de un viaje de ocio con varios amigos en Gran Canaria.

Los hechos ocurrieron en el municipio de Colmenarejo, a unos 40 kilómetros del noreste de Madrid, el pasado sábado 13 de febrero durante el transcurso de una fiesta ilegal en un chalet.

La vivienda, que es una villa y tiene siete camas y cuatro baños, se encuentra ubicada en una urbanización privada y el dueño afirmó a Efe que fue alquilada para realizar la venta de un coche de alta gama.

Sin embargo, el 13 de febrero, entre las diez y la once de la noche, el propietario comenzó a ver muchos coches aparcados a través de las cámaras de seguridad instaladas.

Por ello, habló con los guardias de la urbanización y de forma conjunta avisaron a la Guardia Civil para denunciar que se estaba celebrando una fiesta ilegal sin su consentimiento.

En ese momento, los agentes del instituto armado desalojaron la celebración, en la que presuntamente participaban integrantes de un conocido programa de televisión que consiste en poner a prueba las relaciones de pareja.

Un día después de esta fiesta ilegal, una estudiante extranjera denunció el abuso sexual en el cuartel de la Guardia Civil de Colmenar Viejo.

La joven manifestó haber sufrido abusos sexuales por parte de varios hombres sin su consentimiento, sospechando además que la habían drogado con algún tipo de sustancia para lograr su objetivo y que habrían mermado su capacidades cognitivas y volitivas.

Ante la gravedad de los hechos, se inició la correspondiente investigación para el esclarecimiento de los hechos, recogiendo los agentes numerosas manifestaciones y testimonios de personas que se encontraban en el interior de la vivienda.

Con el avance de las pesquisas, los investigadores comprobaron indicios del abuso y apuntaron como presuntos autores a tres jóvenes residentes en Sevilla.

El pasado martes los investigadores se desplazaron hasta dos municipios de la provincia de Sevilla y a Las Palmas de Gran Canaria donde se practicaron las detenciones.

TE RECOMENDAMOS