arona

Suspendido un pleno extraordinario tras otro enfrentamiento en Arona

La oposición vota en contra de que se celebre la sesión al no haberse convocado ninguna comisión informativa previa; el Gobierno local le culpa de “querer paralizar el municipio”
Los concejales de la oposición, ayer, en el Centro Cívico Cabo Blanco. DA
Los concejales de la oposición, ayer, en el Centro Cívico Cabo Blanco. DA

El Gobierno de Arona y la oposición volvieron ayer a dejar claro que la normalidad en el salón de plenos está muy lejos de alcanzarse. Las relaciones continúan siendo muy tensas y esas diferencias se escenificaron de nuevo con otro encontronazo a raíz de la convocatoria de un pleno extraordinario, previsto para ayer en el Centro Cívico Cabo Blanco y que no se pudo celebrar tras votar en contra CC, PP, los ediles socialistas críticos con Mena, Sí Podemos Arona y Cs. Se abstuvo CxA.

La oposición justificó su negativa al pleno en la “actitud antidemocrática y autoritaria del alcalde, que convoca una sesión extraordinaria sin contar con ningún grupo y con expedientes que vienen en mano, sin pasar por ninguna comisión informativa, ya que estas no se convocan”. Desde los grupos de la oposición se asegura que “ningún miembro de la Corporación, excepto el propio alcalde y los seis concejales que le apoyan, conocíamos ni el motivo ni el contenido de este pleno”.

Además, reclamaron la convocatoria de los plenos ordinarios, “en los que podemos plantear iniciativas y ejercer nuestra función fiscalizadora, así como las comisiones informativas”. La oposición anunció que “no permitirá que se continúe con este atropello político y abuso de poder”. La portavoz del PP, Águeda Fumero, reclamó, en declaraciones a este periódico, “respeto institucional” y mostró su preocupación por el “bloqueo en la gobernabilidad frente a la grave situación social y económica del municipio”.

Desde el Gobierno local se achacó la actitud de los grupos de la oposición a “una clara estrategia de intento de bloqueo del municipio” y “una muestra de frustración al no haber prosperado la expulsión del alcalde”.

Tras asegurar que el pleno extraordinario se convocó el miércoles día 10 a las 15.00 horas y que ese mismo día se trasladó su convocatoria a los portavoces, el grupo de gobierno acusó a la oposición de “entorpecer” el órgano donde se toman las decisiones que benefician a los vecinos, “y más cuando los puntos a tratar eran vitales para el municipio”. “No se puede pedir democracia y no practicarla”, se indicó.

El primer punto era la aprobación de la modificación de los estatutos de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias para que Arona pueda optar a las subvenciones y ayudas europeas, mientras que el segundo se refería a la aprobación del convenio suscrito con el Gobierno canario para que la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental se encargue de analizar los procedimientos sobre los instrumentos de ordenación urbanística del municipio. Para hoy se han convocado las comisiones informativas con vistas a la convocatoria de un nuevo pleno.

TE RECOMENDAMOS