CD Tenerife

Cuidado con las últimas 10 jornadas

De la decena de partidos que le queda por jugar al equipo blanquiazul, la mitad serán ante clubes que están en zona de promoción de ascenso a Primera o muy próxima a ella

La merecida derrota cosechada en La Rioja aleja definitivamente al CD Tenerife de colarse en los puestos de play-off en lo que resta de temporada. A más de 10 puntos de distancia, llegar a la codiciada sexta plaza aún sería posible para los blanquiazules si se mira solo el aspecto matemático, pero la realidad es bien distinta.

Al equipo de Luis Miguel Ramis le restan por jugar aún 10 compromisos más antes de acabar la temporada, contando con el duelo aplazado contra el Mirandés. Con 41 puntos en su haber y 30 en juego, resulta complicado pensar que no logrará 10, o alguno más, para sellar la permanencia matemática. Sin embargo, cabe tener en cuenta que aún debe medirse a rivales que sí se están jugando mucho, como son el Sporting de Gijón, Girona, Almería, Mallorca y Espanyol. Todos esos clubes pertenecen a la parte alta de la clasificación y tienen como meta estar la próxima campaña en Primera División.

Es decir, de los partidos que le restan por jugar, la mitad serán ante escuadras que están en zona de promoción de ascenso o muy próxima a ella, como es el caso del Girona, que es séptimo con 49.

Pero si todos esos equipos se juegan mucho, incluso más tienen en juego aquellos que están peleando por eludir el descenso de categoría. Contra rivales que están metidos en esa batalla también se enfrentarán los tinerfeñistas. Cartagena, Castellón y el Sabadell pugnan por evitar caer al pozo de la Segunda B, que ahora con la reestructuración hecha por la RFEF promete ser aún más pozo.

Sin ir muy lejos, el próximo fin de semana los de Ramis se encontrarán con el Sporting de Gijón, que es el quinto clasificado de la LigaSmartBank. Luego le tocará medirse a Cartagena, Castellón, Girona, Almería, Sabadell, Mallorca, Espanyol y Oviedo. Y además también queda por jugarse el Mirandés-Tenerife que se aplazó debido a la alta incidencia de la COVID en el equipo de Anduva.

Dos largos meses de competición en los que el único objetivo para el Tenerife será lograr la permanencia, sin apuros.