arona

La Fiscalía denuncia un presunto delito en la construcción del Arts, en Arona

El centro comercial, que provocó la destitución de Luis García como concejal de Urbanismo, incumple supuestamente el planeamiento municipal vigente de Arona y la Ley de Costas
El centro comercial se localiza entre las playas de Las Vistas y El Camisón, en el municipio de Arona. DA
El centro comercial se localiza entre las playas de Las Vistas y El Camisón, en el municipio de Arona. DA
El centro comercial se localiza entre las playas de Las Vistas y El Camisón, en el municipio de Arona. DA

La Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha presentado una denuncia tras apreciar indicios de un presunto delito urbanístico en la construcción del centro comercial de El Camisón, en el municipio de Arona. Según confirmaron fuentes del Ministerio Público, el escrito se registró el pasado 30 de marzo, por lo que aún se está a la espera de la apertura de las diligencias penales y del inicio de la instrucción, informó anoche Mirame TV.

La decisión del Ministerio Público concluye una investigación que se inició de oficio el pasado mes de junio de 2020, después de varias informaciones publicadas en distintos medios de comunicación que advertían de que el centro comercial de El Camisón incumplía, presuntamente, el planeamiento municipal y la Ley de Costas, sin respetar la licencia de obras concedida por el Ayuntamiento de Arona en 2014.

Las supuestas irregularidades detectadas consistían en un aumento injustificado de la altura y de la superficie del centro comercial, situado entre las playas de Las Vistas y El Camisón, que se adaptó a las condiciones establecidas en el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad (PMM) de Los Cristianos, aunque finalmente la herramienta urbanística promovida por el Gobierno de Canarias no fue aprobada, por lo que nunca entró en vigor.

destitución

Hay que recordar que la polémica construcción del centro comercial fue el origen de la destitución del concejal de Urbanismo Luis García por parte del alcalde José Julián Mena el 22 de junio del año pasado. Una supuesta permisividad del edil con la empresa propietaria del inmueble acabó por dinamitar la relación con el regidor, según se reconoció desde la Alcaldía. Esa fue la gota que colmó el vaso y que llevó a Mena a pedir la documentación completa a partir del 2012 para revisar, paso por paso, cada uno de los expedientes tramitados.

La destitución de Luis García produjo una profunda crisis en el gobierno municipal de Arona, que se partió en dos, y que obligó a intervenir a las direcciones insular, regional y federal del PSOE, que determinaron las expulsiones del partido de Mena y García después de que estos no entregaran sus actas, aunque los tribunales han dejado en suspenso la decisión de la Ejecutiva Federal socialista al aceptar las medidas cautelares solicitadas por el alcalde aronero.

TE PUEDE INTERESAR