justicia y tribunales

Piden 10 años de prisión para un monitor que contactó con una menor por Instagram y después abusó de ella en Tenerife

El hombre está en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros aunque deberá abonar otros 6.000 euros a la víctima por daños y perjuicios
Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife
Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife
(Foto de ARCHIVO)
9/4/2018

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife pide una pena de 10 años de cárcel para un hombre por un delito continuado de abusos sexuales entre julio y noviembre en 2018 hacia una menor con la que contactó a través de la aplicación ‘Instagram’.

El escrito de acusación, recogido por Europa Press, solicita también la inhabilitación especial para profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores por tiempo de 13 años, la prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 500 metros y comunicarse con ella durante 12 años, libertad vigilada durante otros cinco años, la destrucción del teléfono móvil intervenido y el pago de las costas procesales.

El hombre, que está en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros, también deberá abonar otros 6.000 euros a la víctima por daños y perjuicios.

Según el relato de la Fiscalía, el hombre contactó con la menor en julio de 2018 a través de la aplicación Instagram tras tener conocimiento de ella en el colegio en el que había trabajado como monitor de baloncesto.

Así, sin ocultar su identidad, logró su número de teléfono y llegaron a concertar una cita en la trasera del Auditorio Adán Martín en la que llegaron a tener un intercambio sexual sin penetración, situación que se reprodujo en un segundo encuentro en el coche del acusado.

Ya en noviembre, y tras recoger a la menor del colegio, se dirigieron en coche a una zona industrial de la ciudad y mantuvieron una relación sexual con penetración.

El hombre también le pidió que le enviase fotos de ella desnuda, a lo que la menor no accedió.

La Fiscalía considera que el procesado “se prevalió de la corta edad y falta de madurez para autodeteminarse en la esfera sexual de la menor”, quien además actuó bajo el miedo de que mostrase a sus padres las conversaciones que habían mantenido a través de ‘Whatsapp’, sin que conste el empleo de violencia o intimidación.

TE RECOMENDAMOS