la laguna

Un espacio para conservar y difundir el legado de Anchieta

El área de Patrimonio del Ayuntamiento lagunero trabaja en el proceso para licitar el proyecto de museo de la Casa Anchieta, cuyas obras de rehabilitación empezaron a principios de año
Un espacio para conservar y difundir el legado de Anchieta. Sergio Méndez

El Ayuntamiento de La Laguna inició, a principios de este año, los trabajos de rehabilitación de la Casa Anchieta, que cuentan con un plazo de ejecución de siete meses y con un presupuesto de 710.000 euros, con el objetivo de convertir este inmueble en un centro de interpretación de la figura del santo lagunero José de Anchieta, más conocido como el Padre Anchieta, quien habitó en esta casa hasta que cumplió los 14 años, antes de partir hacia Portugal y, posteriormente, a Brasil. Por ello, de forma paralela a la restauración del edificio, desde el área de Patrimonio Histórico se está trabajando en el proyecto de musealización de este inmueble, para conversar y difundir el legado de Anchieta.


La Casa Anchieta, del siglo XVI, fue concebida inicialmente como vivienda unifamiliar, contando con dos plantas de altura sobre la rasante y, parcialmente, con planta de semisótano y entresuelo. Se trata de una edificación de arquitectura tradicional de uso residencial que ha sufrido múltiples reformas y ampliaciones. Tiene un grado de Protección Integral 2, tal y como establece el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de La Laguna.


Sobre la musealización del inmueble, desde la Concejalía recordaron que, en octubre de 2020, se contrató a la empresa a la que se le había adjudicado la realización de este Proyecto de Musealización para Centro de Interpretación durante el mandato anterior, Pintadera, la adaptación de dicho proyecto a otros colectivos con discapacidad, ya que para la concejala del área, Elvira Jorge, es “muy importante garantizar la accesibilidad universal para las diversas discapacidades existentes”. Es por ello por lo que se ha insistido en la inclusión, además de la accesibilidad para personas con discapacidad física y/o motórica (con la supresión de barreras arquitectónicas y la instalación de un ascensor), de sistemas de apoyo para personas con problemas de audición (con bucle magnético, repetidores…), con déficits visuales (con maquetas tiflológicas de varios edificios patrimoniales) y con discapacidad cognitiva, intelectual o trastorno del espectro Autista (con la inclusión tanto de lectura fácil como de pictogramas).


Para seguir adelante con el procedimiento de licitación y adjudicación del proyecto, se está tan solo pendiente de la subsanación de algún aspecto por parte de la empresa redactora del documento, tras lo informado por el servicio del casco histórico de la Gerencia de Urbanismo, y de algunos reajustes y trámites procedimentales, explica la concejala.


Según se recoge en el documento del Proyecto de Musealización, el Centro de Interpretación Casa Anchieta debe entenderse “como una nueva oportunidad para conservar y difundir el patrimonio histórico de La Laguna, asociado a la figura del Padre Anchieta, del que seguramente podemos decir que es la personalidad natal de la ciudad de mayor proyección internacional e histórica”. Además, el centro tiene como uno de sus objetivos “captar flujos turísticos interesados en la cultura y el patrimonio local como una opción de ocio sostenible de calidad, pero también cuenta con una finalidad educativa y formativa, en la medida que puede generar una sensibilidad más atenta de la población local hacia nuestro patrimonio y hacia la figura de Anchieta como un gran humanista del Renacimiento”.


La exposición que va a ocupar la Casa Anchieta se realizará sobre un triple eje conceptual, explica el proyecto: la complejidad de la figura de Anchieta, la geografía de Anchieta y la pervivencia de Anchieta, “dando a conocer la complejidad, altura intelectual y la labor realizada por el hoy santo a lo largo de su vida, haciendo hincapié en la importancia que tiene su lugar de nacimiento en su formación como persona y en la trayectoria que lo llevó a ser una de las más importantes personalidades del continente americano en el siglo XVI, en lo que se puede denominar la etapa fundacional del Nuevo Mundo”.


Por ello, la exposición se articula siguiendo estos tres ejes, con una introducción en la que la propia ciudad natal adquiere un protagonismo reforzado por la declaración como Bien Patrimonio de la Humanidad por una motivación que la conecta con el Padre Anchieta, que es servir de puente en la creación de un nuevo urbanismo colonial renacentista que va a marcar el desarrollo de las nuevas ciudades americanas.

Distribución del espacio


El desarrollo de la museología va a adaptarse al edificio siguiendo un esquema, explicado en el proyecto. Así, en la planta baja habrá una sala con la recepción, tienda, una breve introducción a la vida de Anchieta y la historia del inmueble desde el siglo XVI al XXI. Y habrá otras tres salas para exponer la etapa inicial de Anchieta en La Laguna del siglo XVI, sus orígenes y familia, haciendo también un retrato de la ciudad de aquel tiempo, su nacimiento y su urbanismo; así como sobre su etapa de formación en Coímbra, vocación religiosa y entrada en la Compañía de Jesús.


En esta planta, además, se va a rescatar el patio interior como una muestra de las construcciones tradicionales de La Laguna y como verdadero centro tipológico de la casa, por lo que las galerías en planta alta, por motivos de confort térmico, se cerrarán con vidrios fijos, al no permitirse, según criterio de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico, la cubrición del patio tal y como se planteaba en el anterior proyecto de rehabilitación.


Mientras, la planta alta se organiza en torno a la galería que rodea el patio interior de la casa, y contará con una sala dedicada al Brasil del siglo XVI al que llega Anchieta, su vida en este país, su protagonismo en hechos históricos y su fallecimiento en Reritiba.


En otra sala se cubrirá su lado humanista, con su obra literaria y su papel de filólogo, naturalista y antropólogo, a través de su obra y correspondencia.


Una tercera sala será un homenaje a los científicos estudiosos de las relaciones Canarias-América, del conocimiento del influjo de Canarias sobre el Nuevo Mundo y de la estrecha relación atlántica que ha dado lugar a grandes obras literarias y científicas, aprovechando el legado de Manuela Marrero, catedrática de la Universidad de La Laguna (ULL) y cronista oficial de la ciudad, ya fallecida, poniéndola de ejemplo de esta escuela de estudio y pensamiento, y vinculando este tipo de estudios al conocimiento de Anchieta. Así, el mobiliario que perteneció a Manuela Marrero se situará recreando una sala de estudio.


Otro espacio de esta planta se dedicará a la escultura dedicada al santo lagunero, obra del artista brasileño Bruno Giordi y ubicada en la actualidad en la rotonda denominada del Padre Anchieta, hasta el inicio en este año de los trabajos de mejora de esta glorieta, cuando se trasladará. Y una quinta sala se centrará en la pervivencia actual de Anchieta, su huella en Canarias y, en concreto, en La laguna, y su proceso de canonización.


Según destaca el proyecto, “este esquema museológico busca crear un recorrido que sea atractivo para el visitante, que permita conocer la figura del padre Anchieta y que, además, ponga en valor la visita a la ciudad, conectando el hecho de que la declaración de patrimonio mundial guarde un cierto paralelismo con la importancia de la figura histórica del que es reconocido como el hijo más ilustre de la ciudad. Y esta conexión parte del hecho de que es la proyección hacia el Nuevo Mundo del modelo de ciudad abierta sin murallas del urbanismo lagunero lo que justifica su declaración de patrimonio”.

Nuevas tecnologías


El proyecto quiere prestar especial atención en la presentación de la colección y en la divulgación de la institución a las nuevas tecnologías, para permitir que la exposición sintonice con los gustos del público y aproveche estas herramientas para optimizar los recursos. Por lo que en las distintas salas expositivas y espacios del inmueble se irán intercalando aplicaciones informáticas, espacios audiovisuales, elementos tridimensionales y sistemas de realidad aumentada, entre otros. También se contará con una sala didáctica que contará con una pantalla monitorizada y videoproyector, con un sistema de vídeo de streaming para actividades online con grupos escolares.


Además, el centro contará con una aplicación para recorrer el casco histórico y visitar los principales monumentos, con fichas de los edificios patrimoniales vinculados a la vida del Padre Anchieta o coetáneos, reproducidos en 3D.

TE RECOMENDAMOS