santa cruz

El Consistorio capitalino comienza a tapiar los pisos vacíos de La Candelaria

El área de Viviendas ejecuta los trabajos preliminares a la demolición de las 115 casas antes de iniciar el traslado

El concejal del Área de Viviendas Municipales del Ayuntamiento de Santa Cruz, Juan José Martínez, ha ordenado que se proceda a la ejecución de distintas tareas y trabajos previos a las obras de demolición de las 115 antiguas viviendas de La Candelaria cumpliendo así con lo solicitado por distintos beneficiarios de las actuaciones. “En la última reunión celebrada con los representantes de los vecinos se puso de manifiesto la posibilidad de que algunos propietarios solicitaran la desconexión de suministros y el tapiado previo a
la demolición de algunas viviendas que por sus condiciones constructivas y de conservación no tienen condiciones de habitabilidad, con la finalidad de impedir su ocupación por terceros”, apuntó el edil.

“De esta manera -continuó-, anticipamos algunos de los trabajos preliminares al proceso de realojo y demolición, con carácter previo a la formalización de la adjudicación y entrega de las nuevas viviendas”, explicó. Sobre esta circunstancia, el concejal de Viviendas señaló la importancia del inicio de estos trabajos con la finalidad de agilizar en lo posible el procedimiento de realojo y demolición, limitando la dificultad que supone para el desarrollo de este proceso la existencia de terceros que impidan a los propietarios la entrega de sus viviendas al Ayuntamiento, para su posterior demolición, entrega que ha de materializarse libre de ocupantes y que es responsabilidad de sus propietarios.

El Ayuntamiento ya ha adjudicado las obras de demolición del antiguo Grupo de 115 viviendas de Ntra. Sra. de Candelaria por un importe de 434.036 euros y “es imprescindible la puesta a disposición de las viviendas
para poder ejecutar el plan previsto”, explicó Martínez. En cualquier caso, la existencia de problemas en alguna de las viviendas por su falta de disponibilidad, por acreditación de la titularidad de la vivienda u otros motivos no retrasará el traslado de los vecinos que reúnan todos los requisitos para ello. Además, el Ayuntamiento ha ofrecido distintas posibilidades para hacer frente a la aportación que cada propietario debe acometer por su vivienda nueva para aquellos vecinos con dificultades de financiación. La Corporación municipal contempla la posibilidad de acondicionar el suelo actualmente ocupado por el edificio a demoler.

TE RECOMENDAMOS