arico

Juan José Armas: “Estamos empeñados en acelerar la transformación que Arico merece”

Entre 2012 y 2015 fue alcalde de la Villa de Arico y en el mandato 2015-2019, así como en el actual, primer teniente de alcalde, llevando las delegaciones de Obras y Servicios, Contratación, Régimen Interior y Personal
Primer teniente de alcalde de Arico, Juan José Armas. Tony Cuadrado

Juan José Armas, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Arico, nació en 1960 en este municipio sureño en el que ha desarrollado la mayor parte de su vida personal y profesional. Es diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de La Laguna y padre de tres hijos. Su trayectoria política siempre ha estado vinculada a Coalición Canaria y, antes de su desaparición, a la Agrupación Tinerfeña Independientes. En 1987, resultó elegido edil de Arico, donde ocupó la Concejalía de Hacienda y Régimen Interior hasta el año 1991, siendo ese año reelegido como concejal, al frente del Área de Obras y Servicios hasta el año 2007. Entre 2012 y 2015 fue alcalde de la Villa de Arico y en el mandato 2015-2019, así como en el actual, primer teniente de alcalde, llevando las delegaciones de Obras y Servicios, Contratación, Régimen Interior y Personal.


-Cumple 35 años desde que comenzó a hacer política en Arico. Cuando mira hacia atrás, ¿cuánto cree que ha cambiado su municipio en este tiempo?
“El cambio ha sido radical desde el punto de vista dotacional, pero en lo que hace especial al pueblo, en esa forma de ser tan acogedora, tradicional y trabajadora, no hemos cambiado en absoluto”.


-¿Cómo fueron sus inicios en política?
“Empezamos unos años antes de las elecciones municipales de 1987, en plena consolidación de la democracia en nuestro país. La campaña electoral era muy distinta a la de ahora, no teníamos redes sociales, el trabajo se hacía puerta a puerta. En esas elecciones fui designado por primera vez edil del Ayuntamiento de Arico, lo cual supuso un gran honor para mí. Durante el mandato desempeñé el puesto de concejal de Hacienda y Régimen Interior”.


-¿Quién le llamó para entrar en política? ¿Cómo se lo tomó su familia?
“Recibí la primera llamada de don Ángel García de la Cruz para incorporarme a las filas de ATI. Recuerdo con especial cariño aquellos años y mis primeras conversaciones con don Eladio Morales, líder indiscutible de aquella época y una de las figuras más importantes de la política municipal. Mi familia se lo tomó muy bien, ya conocían mi vocación de trabajo por el pueblo; a lo largo de estos años han sido mi gran pilar”.


-Además del desarrollo profesional, el Ayuntamiento ha tenido un peso muy importante en su vida personal, ¿no es así?
“Trabajar para mis vecinos ha sido una de las mejores cosas que me han ocurrido en la vida. El Ayuntamiento me ha permitido conocer a muchísimas buenas personas, algunas de ellas me han dado auténticas lecciones de vida, y hoy puedo decir que las experiencias positivas ganan por goleada a las negativas. En estos años jamás he vuelto a casa sin aprender algo nuevo de mis compañeros de corporación, de los técnicos municipales o de los vecinos; está siendo un honor y una verdadera maravilla poder decir que, en el entorno de la casa común de los ariqueros conocí a mi mujer, que era funcionaria del Ayuntamiento, vi nacer y crecer a mis hijos e hice muchas de las mejores amistades que hoy mantengo”.


-¿Cuál ha sido el peor momento durante todo este tiempo?
“Por la conducta de ciertas personas he sufrido, a veces más de lo que he podido mostrar, me han podido decepcionar e incluso habré sentido impotencia, pero por nada ni por nadie hoy guardo rencor; esas experiencias me han hecho crecer como político y como vecino, y ese bagaje me está permitiendo aportar la serenidad que se espera de mi en el municipio. Los momentos verdaderamente duros los he vivido en la esfera personal, pero eso debe quedar al margen de la gestión municipal, y créame que he puesto todo mi corazón en ello”.


-¿Y el mejor?
“La toma de posesión como alcalde en 2012 y la labor diaria en el desempeño de tal honor, aún recuerdo el gesto de orgullo de mi familia y de muchos de mis vecinos. Fueron años de grandes conquistas e importantes avances. También guardo con especial cariño la reapertura de la Iglesia San Juan Bautista o la inauguración de la carretera de Abades”.


-Ahora que no podemos disfrutar de las fiestas multitudinarias, ¿qué recuerdos guarda de las fiestas de Arico?
“Muchos vecinos me tienen aún guardado en sus agendas como ‘Juan, concejal de fiestas’.Fueron muy buenos tiempos, ¡era otra época! Estoy seguro de que muchos lectores, no solo de Arico, sino de todo Tenerife, se acordarán de aquellos conciertos con artistas de reconocido prestigio: Manolo Escobar, María del Monte, Carlos Baute, Los Panchos… Todavía me acuerdo de las risas de los vecinos con los monólogos de Paz Padilla o Manolo Vieira, o de la veneración del pueblo a la Virgen de Abona en la primera peregrinación que organizamos en el año 2006. De todo ello guardo muy buenos momentos, especialmente de la altísima participación de las asociaciones de vecinos”.


-En la actualidad es primer teniente de alcalde y concejal de Obras y Servicios, entre otras áreas; ahora que hemos alcanzado la mitad de la legislatura, ¿cómo resumiría el trabajo que se está realizando?
“Desde la moderación y la constancia estamos poniendo los cimientos del Arico que soñamos, un municipio que combine modernidad y tradición, que llame a los visitantes por cómo somos y a los vecinos por lo que ofrecemos. Estamos construyendo un Arico equilibrado, con mejores dotaciones y servicios públicos, con la mirada puesta en las pequeñas necesidades de cada familia, pero también en el camino que queremos recorrer: ambicioso en lo económico, con empleos de calidad, y sensibles en lo social, volcando la administración en solucionar cada problema de cada persona. Para este equipo de Gobierno el futuro es el presente. Estamos empeñados en acelerar la transformación que Arico merece, por eso cedemos suelo para un colegio, un centro de salud o una residencia; apostamos por un turismo de nivel que combine nuestra gastronomía, la calidad de nuestros alojamientos y la belleza de nuestros paisajes; hemos acercado a Arico a la Universidad de La Laguna, con los cursos de extensión, y hemos implementado la formación y la dinamización en todos los barrios y todas las franjas de edad. La mayoría del trabajo se ha centrado en pequeñas actuaciones, muy pegadas a las necesidades del vecino, pero con los nuevos presupuestos todo va a cambiar. En muy poco tiempo anunciaremos el mayor plan de inversiones de nuestra historia y a partir de ahí, nuestras instalaciones deportivas, nuestros parques infantiles, nuestras carreteras… se pondrán al día”.


-En los próximos años, ¿cuál es el lugar que va a ocupar?
“Aprendiendo de mis vecinos, de la mano de mis compañeros y poniendo mi grano de arena para mantener a Arico como el mejor municipio de Tenerife en el que vivir”.

TE RECOMENDAMOS