arico

Wladimiro Rodríguez Brito: “No se puede apagar el fuego desde la ciudad; hay que patear el monte”

El exconsejero del Cabildo, Wladimiro Rodríguez Brito, que reforestó en los noventa más de 30 millones de metros cuadrados en Arico y Fasnia, no entiende que “se estén eliminando las torretas de vigilancia”
Para Wladimiro Rodríguez Brito es imprescinble tener cuadrillas sobre el terreno y torretas de vigilancia / DA

“Un incendio forestal no se apaga desde la ciudad, sino pateando el monte”, señaló ayer en Onda Tenerife, el exconsejero de Medio Ambiente del Cabildo, Wladimiro Rodríguez Brito, que lamenta que algunos de los pinos que mandó a reforestar en los años noventa hayan sido quemados en el incendio de hace unos días en Arico. Lamentó que “de las siete torretas de vigilancia solo han dejado activas dos y solo en verano”, contradiciendo las palabras de la actual consejera del área, Isabel García: “Lamento que alguien que conozca el monte pueda decir que las torretas no son necesarias, cuando son imprescindibles, por encima de satélites y drones, que no actúan por la noche”.


Wladimiro Rodríguez Brito se distinguió en su etapa de consejero -desde 1995 hasta 2011- por la reforestación de pinos canarios en los montes de Arico y Fasnia, comprando grandes fincas de los Rodríguez de Azero, también terrenos en Chivisaya, entre Arafo y Candelaria, a los Orozco y en el monte Bolico, una finca que adquirieron por 100 millones de pesetas. “En total compramos más de 30 millones de metros cuadrados y dotamos a algunos de esos municipios de monte público que no tenían”, manifestó orgulloso.


“En la zona de Arico había solo un poco de monte público en El Picacho, pero desde el barranco del Río hasta Archifira hicimos una gran labor de reforestación por encima del canal del Sur, comprando muchas fincas a la familia de Rodríguez de Azero, un latifundio con el que tuvimos que hacer muchas hijuelas”. Asimismo, recordó que “habían tan pocos pinos que se contaban con los dedos de una mano, por lo que hay una serie de topónimos relacionados con ellos, siendo muy pobre en vegetación por el aprovechamiento de la leña para el carbón”.


Rodríguez Brito admite que “más que en los pinos reforestados fueron quemados los del Picacho por encima del barranco de Tamadaya”, aunque lamenta que “sigamos hablando de helicópteros, que hacen una gran labor, pero para apagar el fuego es necesario tener gente sobre el terreno, porque así ganas dos horas hasta que lleguen los medios aéreos. Sin embargo, hay que limpiar el monte y recoger la pinocha en invierno, ahí es cuando se evitan los incendios”, además de echar de menos “el pastoreo”, necesario para una poda natural de cabras y ovejas, “como ocurre en La Orotava”.

Los pinos padres fueron los más dañados entre El Picacho y Tamadaya. / SERGIO MÉNDEZ

Una detección temprana de riesgos forestales más moderna y fiable

El Cabildo de Tenerife presentará un proyecto al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (Miciu) más ambicioso y moderno de detección temprana y predicción del riesgo forestal (Predinfor) para la Isla en el que se va a hacer uso de proyectos tecnológicos canarios de primer nivel desarrollados por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y en el que también se modificará el sistema de comunicación de las torres de vigilancia.


El vicepresidente primero, Enrique Arriaga, indica que la colaboración del IAC en el proyecto permitirá hacer uso de micro y nanosatélites desarrollados por este centro de investigación con los que, por ejemplo, podrán detectar fuentes de calor en un terreno.


Arriaga explica así los motivos por los que se deja atrás el anterior proyecto Predinfor, entre los que se encuentra la falta de tiempo para los trámites oportunos y la decisión de apostar por un sistema más moderno y actualizado.


Esta nueva iniciativa contempla también la comunicación de las torres de control con las que cuenta la Isla, utilizando una nueva topología de la Red Insular de banda ancha que permita hacer uso del Anillo Insular de Telecomunicaciones y la Red de Autoprestación. Además, “esta mejora evitará la incomunicación de algunas de las torres de vigilancia en situaciones críticas durante un incendio forestal”.

TE RECOMENDAMOS