sucesos

El padre de un sospechoso se suicida en La Restinga durante una redada antidroga

Al menos hay tres detenidos por este operativo, llevado a cabo por la Guardia Civil entre El Hierro y Tenerife
Miembros del GRS de la Guardia Civil prestan este servicio./DA

Un varón de 71 años de edad optó ayer por quitarse la vida cuando la Guardia Civil llegó a su vivienda, ubicada en El Hierro, durante un servicio enmarcado dentro de un operativo desplegado contra el tráfico de drogas y que llevaban a cabo especialistas de la Benemérita en la Isla del Meridiano, si bien el servicio incluye otras actuaciones en Tenerife relacionadas con el caso que nos ocupan.

El dramático suceso, adelantado ayer por DIARIO DE AVISOS a través de su página web y sus cuentas oficiales en las principales redes sociales, fue confirmado a este periódico de modo extraoficial por fuentes autorizadas que se disculparon por no informar más extensamente, habida cuenta de que la redada que nos ocupa sigue abierta y se ha decretado el secreto de sumario sobre la misma.

Lo que también se sabe con certeza es que se han practicado al menos tres detenciones, pero no consta si también se han incautado de algún alijo o del tipo de sustancias ilegales con los que, presuntamente, traficarían los implicados.

Por lo que respecta a los tres arrestos, al menos uno tuvo lugar en La Restinga, y se trata de un varón joven residente en la localidad. No se descarta que otro de los apresamientos fuera practicado en Tenerife, y que se trataría de otro joven varón que, supuestamente, trabaja para los servicios de emergencias dependientes de la Administración General del Estado.

En cuanto a la desgracia acaecida, se produjo en las últimas horas de la mañana de ayer en el interior de una vivienda localizada en las afueras de La Restinga y que se encuentra cerca de la iglesia de este tranquilo pueblo pesquero, entre cuyos vecinos lógicamente se recibió con asombro y consternación estos sucesos. Al parecer, el varón en cuestión, de nombre Alejandro, natural de Güímar (Tenerife) y cazador habitual, decidió coger una de sus escopetas y se pegó un tiro con la misma, de tal modo que nada pudo hacerse por auxiliarle, dado que las lesiones resultantes eran incompatibles con la vida. Los GRS de la Guardia Civil habían ido a su casa porque no dieron con su hijo en el apartamento que tiene alquilado en La Restinga, y que presumiblemente es el detenido en Tenerife.

Vecinos del lugar detallan que era notorio en el pueblo un súbito e inexplicable aumento del nivel de vida que mostraba últimamente el hijo, y que su progenitor, con algunos antecedentes de salud mental, no llevaba nada bien tales cambios

TE RECOMENDAMOS