metropolitana

“Las cabras salvajes se lo comen todo”: los vecinos de Anaga, desesperados

Piden una solución ante el gran número de animales que no solo destrozan los cultivos, sino también viviendas

El problema de las cabras asilvestradas en Anaga viene de años, pero los vecinos aseguran “no poder aguantar más” esta situación. Andrés Hernández, presidente de la Asociación de Vecinos Los Valles del Sur de Anaga, pide acabar con esto porque “la cosa va a peor” y, lo que es más importante “nadie” aporta una solución al problema.

El asunto es complejo. Estos animales, asilvestrados, han logrado “campar a sus anchas” acercándose ya a las huertas agrícolas, lo que supone un verdadero problema para los propietarios: “En verano, al estar las hierbas secas, se acercan a las huertas y ahí acaban con los árboles frutales. Comen hojas y fruto y se puede perder la cosecha del año, pero también se comen la corteza y eso puede matar al árbol. Hablamos de árboles de 15 o 20 años, incluso alguno que había plantado tu padre y que pierdes”.

Pero no es algo que solo afecte a los cultivos, también a las infraestructuras agrícolas e, incluso, como desvela Hernández, a las viviendas: “Alteran las uniones de las infraestructuras de riego, con lo que se pierde agua, aún más importante en verano, pero es que, como cada vez son más, ya rompen paredes e, incluso, techos de las casas. Es desesperante”.

Andrés ya se ha puesto en contacto con las instituciones, pero sigue a la espera de una contestación. Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife le han comunicado que “se pondrían en contacto con el área de Medio Ambiente”, mientras que espera que el Cabildo les “haga caso”.

Este vecino se lamenta de que sea “la historia de todos los veranos” siendo necesario, incluso, vigilar para que “no se metan” en las zonas de cultivo: “A veces, ni duermes, porque estás atento a ello. Son muchas. Vamos a peor. Si no protegemos lo que tenemos…”.

TE RECOMENDAMOS