sociedad

“Me ha impresionado el impacto del volcán en la dimensión social”

Plantea que este es el momento de que los palmeros se junten para recomponer lo que se ha alterado: "Considero fundamental actuar de una manera participada, desde el diálogo".
Vicente Zapata Hernández, profesor titular de Geografía Humana en la Universidad de La Laguna. / EMETERIO SUÁREZ
Vicente Zapata Hernández, profesor titular de Geografía Humana en la Universidad de La Laguna. / EMETERIO SUÁREZ

Del volcán se extrae un abundante material de estudio. Es lo que recoge Vicente Zapata Hernández, profesor universitario de Geografía Humana. 

-Los mismos apellidos que el presidente del Cabildo de La Palma, pero en otro orden… 
“No es una casualidad. Hay una vinculación con el presidente del Cabildo de La Palma por parte de mi padre”. 

-¿Parientes? 
“La línea de mi abuelo conecta con su madre [la de Mariano]. Yo sería primo tercero o algo así”. 

-¿Mucho tiempo fuera de la isla natal? 
“Yo llevo viviendo en Tenerife la friolera cifra de 54 años, pero siempre he estado bastante unido a La Palma”. 

-Ligado a las raíces… 
“Los veranos los pasaba allí, en el campo. En Tigalate [Mazo]. Mi primer trabajo importante fue en La Palma”. 

-¿En qué? 
“En el mayor proyecto de desarrollo rural que seguramente hay en Canarias. Hoy se conoce como ADER”. 

-¿Cuándo? 
“En los años noventa”. 

-El terruño… 
“Regreso todos los veranos. Tengo un camino apadrinado en La Palma”. 

-Lo del volcán habrá sido una explosión de emociones… 
“Estoy muy atento a la actualidad de La Palma y, obviamente, el volcán me preocupa y me ocupa”. 

-Impulso personal y motivación profesional… 
“He ido ya dos veces. Me ha impresionado el impacto en la dimensión humana, en lo social y lo comunitario”. 

-¿Cómo se debería afrontar el proceso de recuperación? 
“Planteo que este es el momento de que los palmeros nos juntemos para recomponer lo que se ha alterado”. 

-Secar el valle de lágrimas… 
“La recuperación será un proceso complejo, con un valle [de Aridane] diferente”. 

-¡Qué panorama! 
“Considero fundamental actuar de una manera participada, desde el diálogo”. 

-Aprovechar la ocasión… 
“Sería interesante combinar eso con una oportunidad a medio y largo plazo”. 

-Cada paso en su espacio… 
“Lo prioritario es ayudar a las personas se han visto muy afectadas, desplazadas, privadas de sus medios de vida…”. 

-Y generar esperanza… 
“Hay que intentar que los jóvenes continúen estudiando sin mayores dificultades y consigan sus titulaciones”. 

-Que no se desarraiguen… 
“Sería conveniente implicarlos para que, desde sus facetas académicas, se involucren en las soluciones”. 

-El capital humano… 
“De gran valor. Ideal para invertirlo en la recuperación”. 

-No solo material… 
“Muchas personas soportan una mala situación de ánimo, de salud… Hay que sacarlas de la adversidad”. 

-¡Y tanto! 
“Yo dedicaría recursos económicos a establecer el contacto con esa gente”. 

-Dispersa… 
“Que se mantenga la relación de comunidad”. 

-¿Escrutar su opinión será determinante para lo que se vaya a hacer? 
“Esencial”.   

-Levantar un barrio no es como saltar de la cama… 
“El paisaje ha cambiado de tal manera que sería una utopía reconstruir los barrios en el mismo sitio”. 

-A semejanza… 
“Se podrían engendrar alternativas en un lugar cercano o en otras partes”. 

-La proximidad no es un anhelo lejano… 
“Entiendo que la aspiración de los tres municipios es que esas personas permanezcan en la comarca de Aridane”. 

-La espera exaspera… 
“Imaginemos un escenario con el volcán en plena actividad y otro calmado. No sabemos cuánto va a durar esto”.  

-Las situaciones creadas son diversas… 
“Casi tantas como familias o pequeños núcleos”. 

-¿Qué tipo de respuesta? 
“Una inédita en Canarias, porque deja una huella física drástica en el territorio”. 

-Ni siquiera el Teneguía… 
“Afectó muy poco a las personas [en 1971]. Y en la erupción del de San Juan [1949] había menos población”. 

-¿Qué remedio es el más apropiado para sanar la herida? 
“Sería muy adecuado que las relaciones comunitarias, estrechas, de apoyo, colaboración, no se rompan”. 

-Que lo que se desborde sea la solidaridad… 
“Procuremos que el volcán no se lleve eso por delante”. 

-Si alguien se lava las manos que sea para prevenir contagios, ¿no? 
“Existe el riesgo de que las personas se aíslen y de que los acontecimientos sepulten el sentimiento de barrio”. 

-¿La desolación se infecta? 
“Se transmite. Aunque te instales en una vivienda y estés cómodo, el volcán ha arrasado tu historia, tus experiencias…”. 

-La imagen se distorsiona… 
“La cubre un manto gris”. 

-¿Qué ha desnaturalizado la pandemia? 
“Me desalienta que aquella reacción social, colectiva, que se produjo al principio se haya ido debilitando”.  

-¿Por cansancio, aburrimiento o desidia? 
[Pausa reflexiva y silencio expresivo] “La sociedad progresa cuando actúa de forma colectiva, colaborativamente”. 

-¡Todos a una! 
“Cuando reconocemos a nuestro vecino o vecina, cuando cuidamos a las personas que más lo necesitan”. 

-El corazón y el ombligo… 
“Observo que se ha exacerbado el individualismo”. 

TE RECOMENDAMOS