Deportes

Apeh, el goleador inesperado

El delantero logró el domingo su primer gol liguero desde que es jugador blanquiazul, dado que la pasada temporada solo había sido capaz de anotar una diana en la Copa del Rey

Apeh celebra el gol que dio la victoria al CD Tenerife FRAN PALLERO

Emmanuel Apeh se convirtió el pasado domingo en el inesperado héroe del Tenerife-Alcorcón. El delantero marcó el gol de la victoria y aprovechó la oportunidad que le brindó su entrenador, Luis Miguel Ramis, de ser titular. Marcó su primer tanto liguero en las dos temporadas que lleva vistiendo la camiseta blanquiazul.

El año pasado llegó a jugar 31 encuentros con el Tenerife, 13 de ellos como titular y ninguno completo. Solo marcó un gol, que fue en la Copa del Rey ante el Sestao River. Hace casi un año de eso. Fue el pasado 15 de diciembre y el Tenerife dejó en la cuneta al equipo de Vizcaya en el Torneo del KO. Desde entonces Apeh lleva trabajando y aguardando a que le llegue otra oportunidad para volver a marcar y demostrar que puede ser un delantero válido para este proyecto.

El nigeriano aprovechó un regalo de David Fernández, defensa del Alcorcón. El central no acertó a despejar un pase desde la banda derecha de Mellot y le dejó en bandeja el balón a Manolito para que batiera a David Jiménez en el minuto 55.

El Heliodoro reventó de júbilo al comprobar que un partido atascado por fin empezaba a aclararse. También lo festejó como nunca el banquillo local. Todos los jugadores saltaron al césped para celebrarlo junto a Manu, el incansable trabajador que nunca pone una mala cara, como llegó a decir tras el partido Álex Muñoz.

“Venía trabajando muy bien, para mí esta semana ha sido el que mejor ha entrenado de todos y le dije que iba a meter gol. Siempre da la cara, lo merece todo”, dijo el lateral, muy contento de ver a su compañero feliz. Y es para alegrarse. Apeh es el típico obrero del fútbol. Currante. Mucho. Pero también limitado. Quizás por eso se rumoreó que iba a salir de la entidad durante el pasado verano. E

l nigeriano fue el primer fichaje realizado por Juan Carlos Cordero en el verano de 2020. Con un contrato de tres años de duración, el punta no cuajó una buena campaña y esta pretemporada también tuvo problemas a causa de un problema burocrático en su regreso a la Isla tras las vacaciones de verano que pasó en su país natal. El delantero estuvo retenido en su país por un problema en el visado y estuvo más de un mes esperando que se resolviera el inconveniente. Una vez en la Isla, trabajó sin descanso para lograr una oportunidad. La ha tenido ahora cuando los rumores de una posible salida vuelven a tocar a su puerta.

La proximidad del mercado invernal y su falta de minutos le han vuelto a señalar como uno de los favoritos en las quinielas para abandonar el proyecto. Ya en verano tuvo alguna que otra oferta. El UCAM, de la Primera RFEF, lo tuvo entre sus objetivos para intentar lograr el asalto a la Segunda División. La falta de un 9 puro en el Tenerife frenó la posible idea de dejarlo salir, ya que por ese entonces Enric Gallego no estaba fichado. Llegaría luego. Cordero intentó in extremis fichar a otro ariete más tras conseguir a Enric, pero no pudo lograrlo, por lo que se quedó con Apeh y Ethyan, quienes han tenido escasas opciones de demostrar su valía hasta ahora.

Quizás el tanto logrado por Manu ante el Alcorcón le sirve para ganarse la confianza de Ramis. Quizás haya cambiado alguna opinión en el aficionado. Algunos le pitaron durante el duelo contra el cuadro alfarero, pero el fútbol es tan grande que un gol lo cambió todo. Los pitos se tornaron en ovación para un currante del fútbol. “Estoy muy contento de ver a la gente apoyándome porque llevo tiempo trabajando y sufriendo. Yo aprovecharé todas las oportunidad que el entrenador me de para ayudar a los demás, que es lo más importante”, aseguró tras el encuentro Emmanuel, el goleador inesperado del Tenerife-Alcorcón.