güímar

Doble desalojo, de sus casas y de las alquiladas, para siete familias de Las Bajas

“Tenemos orden de desahucio porque la constructora no paga. No podemos volver a nuestras viviendas, ya que la obra está parada”
Las obras de emergencia están paradas desde hace dos meses por su sobrecoste / Norchi

Siete familias realojadas desde marzo por el Ayuntamiento de Güímar en cinco pisos de El Puertito y dos en el casco se enfrentan a un segundo desalojo. Primero fue el de sus viviendas en Las Bajas ante el decreto firmado por el entonces alcalde, Airam Puerta, por el riesgo de desprendimientos en esa zona costera junto a los túneles de Güímar y ahora el de los pisos de alquiler que les ofreció el Consistorio y que la empresa constructora de las obras se encargaba de sufragar.

La paralización hace unos dos meses de las obras por la negativa de los servicios jurídicos municipales a seguir pagando las certificaciones de pago por el sobrecoste de las mismas -se quintuplicó el gasto- ha obligado a la UTE a dejar de pagar este mes a la inmobiliaria que gestiona los pisos donde están realojadas las siete familias que demostraron que tenían en Las Bajas su primera y única vivienda. De tal guisa que la inmobiliaria ha enviado una orden de desahucio, según denuncia Ana María, una de las afectadas, que desde marzo está alojada en El Puertito junto a sus hijos de 11 años y de 19 meses. “No solo no nos sacan de nuestras casas, sino que ahora tampoco nos pagan el alquiler, sin poder regresar a nuestras viviendas, porque las obras no están terminadas”, declaró.

Ana María señaló que “desde el Ayuntamiento no nos han dicho nada”. Asimismo, se pregunta “cómo es posible que esa obra cueste tanto cuando solo han puesto cemento proyectado en el talud y poco más, sin hacer el dique, como se dijo, para que no nos llegara el mar”.

Además, a este nuevo desalojo hay que sumar la amenaza de la recuperación posesoria del dominio público que ya ha iniciado Costas. “Yo no he recibido esa notificación, que sí le ha llegado a otros vecinos”, comentó Ana María, que compró su vivienda en el año 2011, “con escrituras que reflejan que está construida en 1975”, recordando, además, que “pago la luz, el agua y hasta la basura, cuando el contenedor más cercano lo tenemos en el Náutico de El Puertito”.

Ante estos hechos, el alcalde Gustavo Pérez explicó que “el Ayuntamiento, debido a la prolongación en el tiempo del expediente de Las Bajas, ha iniciado los trámites para el procedimiento de otorgar subvención a las personas afectadas”, añadiendo que “la obra continúa a la espera de los informes, que son bastante densos”.

TE RECOMENDAMOS