ICOD de los Vinos / La Guancha

San Andrés ‘arrastra’ la COVID y retoma la tradición de las tablas en Icod y La Guancha

Cientos de personas pudieron disfrutar ayer, después de un año de parón, de esta fiesta, aunque el público tuvo que seguir la celebración a través de las redes sociales

Las tablas de San Andrés vuelven a correr por las calles de Icod y La Guancha. Sergio Méndez

Las tablas de San Andrés y los cacharros volvieron ayer a correr, después del parón de un año provocado por la pandemia, por las empinadas calles de Icod de los Vinos y de La Guancha. Una tradición que estos municipios llevan celebrando toda la vida, que congrega a miles de personas cada año y que la pandemia obligó a suspender el año pasado.


Sin embargo, en este 2021 se ha querido, al menos, recuperar la tradición, aunque aún sin público, que se ha tenido que conformar con ver las tablas por las redes sociales. En Icod, los más jóvenes fueron los protagonistas, que, en la calle El Plano, hicieron largas colas para ir accediendo a arrastrarse vía abajo, porque, como el resto, contaba con control de aforo.


El alcalde Francis González, que también se echó calle a abajo unas cuantas veces, como él mismo contó a Mírame Televisión, pidió disculpas a los vecinos por las restricciones de la COVID vigentes, como la prohibición de colocar kioscos o el ya mencionado aforo. “Siento mucho que tengamos que hacerlo así, pero este año lo importante era recuperar la tradición y que las tablas volvieran a arrastrarse. Los vecinos pueden seguirlo a través del Facebook del Ayuntamiento”, dijo.


Decenas de jóvenes, y no tan jóvenes, pasaron ayer horas, hasta bien entrada la noche, deslizándose con sus tablas por las principales y más pendientes calles de la Ciudad del Drago, como la ya mencionada El Plano, Los Franceses, San Sebastián y El Sol, en Icod de los Vinos. Todas presentaban aforo limitado, distanciamiento social (imposible) y con obligatoriedad en el uso de mascarilla, requisito este último que fue el que más se incumplió a la vista de los participantes que se lanzaban calle abajo.


Había ganas de arrastrarse, y así lo demostraron en Icod, donde los jóvenes empezaron a tirarse, y nunca mejor dicho, a las tres de la tarde, sobre sus tablas de madera, que alcanzaban una gran velocidad y que acababan chocando contra un gran número de neumáticos colocados de forma estratégica para frenar. Los servicios de emergencias tuvieron que atender algunos golpes, sobre todo a última hora de la noche, cuando se congregó un mayor número de participantes. Por su parte, los vecinos de La Guancha se lo tomaron con algo más de calma, fundamentalmente porque comenzaron la celebración el fin de semana. Desde el sábado se empezaron a tirar por las calles. Con la feria de vinos y tapas el sábado, y el mercado del agricultor el domingo, tal y como indicó a DIARIO DE AVISOS el Ayuntamiento, se comenzó a mover la economía de la zona, con lo que comerciantes y bodegueros están satisfechos. Hoy, festividad de San Andrés, ambos municipios mantienen la celebración.