Arona

Los Cristianos necesitaría otra dársena para evitar el colapso

El informe del Colegio de Ingenieros descarta los puertos de Santa Cruz y Granadilla para el tráfico con las Islas Verdes y avisa de que Fonsalía tardaría 10 años en entrar en servicio

La Demarcación de Santa Cruz de Tenerife del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha redactado un informe en el que analiza los cuatro puertos de Tenerife capaces de servir de conexión con las tres Islas Verdes (La Palma, Gomera y Hierro). A saber: Santa Cruz, Granadilla, Los Cristianos y el futurible Fonsalía, según encargo del Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife.

Tanto la extensión como los análisis de detalle del informe detallan los puntos más concretos del mismo, en donde se descartan Santa Cruz y Granadilla y se proponen redimensionar Los Cristianos, dado que, en caso de que se construya Fonsalía, este puerto no estaría culminado hasta dentro de diez años.

“Se descarta Santa Cruz, incluso para la conexión con La Palma, por la mayor distancia (un 15% más que a Granadilla), porque no permite simultanear tráficos pasando por La Gomera y porque probablemente requeriría un barco casi exclusivo para esa línea, lo que aumentaría considerablemente el precio del transporte y la huella de carbono”, indica el informe.

Asimismo, se descarta Granadilla porque “la distancia de navegación respecto a Los Cristianos se incrementa en casi un 70% con San Sebastián y en un 22% con La Estaca y con Santa Cruz de La Palma”, continúa. Operar desde Granadilla, en lugar de Los Cristianos, “supone un incremento de 3.237 horas más de navegación al año, ya que tendrían que recorrer 104.500 millas náuticas más”.

Por tanto, “las dos únicas opciones razonables de conexión de las Islas Verdes con Tenerife son los puertos de Los Cristianos o de Fonsalía”, explica.

En el caso de que se opte por Los Cristianos, “hay que considerar que actualmente presenta problemas de operatividad, que se agravarán en el futuro, dadas las proyecciones de tráfico de pasajeros, vehículos y mercancías analizadas en el informe. Ya hoy existen saturaciones puntuales, pero frecuentes en la explanada de embarque y desembarque de los ferris, que se suma a los problemas derivados de la congestión de tráfico en la Avenida de Chayofita y en la conexión con la TF-1, un problema que, aunque está generado por el tráfico local, afecta de lleno al puerto especialmente a la salida de vehículos en los desembarques”.

Además, Los Cristianos presenta déficits en el número y dimensiones de los dos únicos atraques de que dispone, ya que las esloras de varios buques que operan en el puerto son mayores que la longitud de los muelles. El informe considera que “para resolver estos problemas sería necesario construir una dársena exterior, lo que implica invadir la Zona de Especial Conservación, y resolver los problemas de tráfico de la avenida Chayofita y la conexión con la TF-1”.

Para el caso de que se escoja el puerto de Fonsalía, “consideramos que habría que tramitar un nuevo proyecto con un diseño basado en el principio de desarrollo sostenible. Es decir, de las dimensiones estrictamente necesarias para el objetivo que se pretende alcanzar, ya que se debe conjugar la necesidad irrenunciable de desarrollo y progreso económico de la sociedad, con el respeto al medio ambiente y la preservación de los valores naturales”. El documento recoge que no se justifican ni la dársena pesquera ni el dique-muelle para el atraque de cruceros y tampoco invertir dinero público en una dársena deportiva, que, de ser viable técnica, económica y medioambientalmente, sería perfectamente construible por la iniciativa privada. “Todo ello reduciría a menos de la mitad el presupuesto del proyecto actual de 2010 de Fonsalía”, incluye.

“Cabría la opción del proyecto actual, con un presupuesto de 203 millones de euros de 2010, pero, en base al principio de desarrollo sostenible, no lo podemos recomendar”, recoge.