Santa Cruz

“Si no hay Carnaval en la calle hay un plan B para disfrutar de cerca de sus protagonistas”

El concejal de Fiestas de Santa Cruz, Alfonso Cabello, habla sobre el próximo Carnaval y las incertidumbres que se ciernen sobre su celebración por la COVID

Alfonso Cabello es el concejal de Fiestas de Santa Cruz. / Fran Pallero

Sin saber aún qué va a pasar con la celebración de las grandes actos de la Navidad, el Organismo Autónomo de Fiestas de Santa Cruz se multiplica para que la maquinaria del Carnaval se encuentre ya a pleno rendimiento. Con la aprobación de las bases de las Galas de las reinas del próximo año, para las que hoy está previsto que se abra el plazo de inscripción, prácticamente se da por cerrado lo referente a la organización y participación en concursos y Galas. Ahora queda toda el marco contractual, con la incertidumbre de saber si habrá Carnaval en la calle o no. “El Ayuntamiento tiene un plan B en caso de que finalmente no haya Carnaval en la calle, y en él, el gran público podrá disfrutar de cerca de las Reinas y grupos”, explica en una entrevista con DIARIO DE AVISOS el concejal de Fiestas, Alfonso Cabello.

-¿Cómo va la organización del Carnaval 2022?
“En el último Consejo Rector hemos aprobado siete contratos marcos, con cuestiones como las sillas, la escenografía, seguridad, limpieza… Y hasta el momento ya hemos sacado adelante 17 licitaciones, que es una cifra altísima en tan corto periodo de tiempo. Solo puedo decir que el Ayuntamiento está poniendo todo lo necesario para que se den las posibilidades jurídicas y administrativas para celebrar el Carnaval, de forma que solo quede la duda de la evolución de la pandemia”.

-¿Habrá Carnaval en la calle con Coso y Cabalgata?
“Esa parte pretendía pivotarla en función de lo que sucediera con la Navidad. Según cómo sean las cabalgatas de Navidad tendré una línea de trabajo sobre qué pasa con Carnavales. Si me pregunta si un plan B pudiera ser que haya cinco cabalgatas de Carnaval, como ocurrió en Navidad el año pasado, pues no lo sé. Los condicionantes de Navidad lo aplicaríamos a Carnaval, pero con la indefinición en la que nos movemos es complicado”.

-¿Pero hay plan B?
“Lo hay. Lo que sí tenemos claro es que, en caso de que no haya Carnaval de calle, el gran público pueda disfrutar de los diseños de los trajes de Reina así como de los grupos del Carnaval, en algunos formatos de espectáculos que permitiera ese acercamiento entre publico y artistas”.

-¿Baraja el Ayuntamiento la posibilidad de ceder espacios públicos para la organización de fiestas privadas de Carnaval?
“El Ayuntamiento de Santa Cruz entiende que la celebración del Carnaval tiene su identidad y su forma de celebrarse que es en la calle, y de forma pública. En nuestra fiesta no cabe la celebración en recintos cerrados o celebraciones particulares tipo casetas en la Feria de Abril o casas de comida en Bilbao”.

-¿Qué pasará con los ensayos de los grupos si Tenerife sube a nivel 2?
“Está contemplado que nos mantendríamos exactamente igual que estamos ahora mismo”.

-¿Cuándo se abre la inscripción de candidatas? ¿Habrá un número límite?
“La previsión es que se abra este lunes (hoy) la inscripción, se está trabajando para ello, y en cuanto al número, no hay limitaciones”.

-¿Cuánto público se va a permitir en concursos y galas?
“Nosotros estamos trabajando en un formato que nos permita modular según la fase en la que estemos, con un aforo máximo de 5.000 personas, y tener un solo plató de televisión”.

-¿Hay previsto algún formato exclusivamente televisivo?
“Ahora mismo nos encontramos en un escenario de contención. Con los contratos marcos tengo un presupuesto para hacer una cosa, no puedo usarlo para otra. Así que no contemplamos más allá de trabajar de una manera diferente si no hay calle, ese plan B del que hablaba, en el que las candidatas y grupos brillen en el Carnaval más allá de sus respectivos concursos y galas. Además, y esto es una visión muy personal, en el hipotético caso de que sí que haya calle, no contemplaría para su celebración otra cosa que no fuera un homenaje a nuestro músicos y grupos, a ese Carnaval de calle que todos tenemos en la cabeza de kioscos y bailes, con canciones que, en cuanto las oyes, sabes que es Carnaval”.

-¿Eso supone que no habrá grandes estrellas internacionales?
“En el caso de la Gala estamos trabajando muy en clave de orgullo, retorno, homenaje. No tenemos ahora mismo ningún objetivo en ese sentido. Vamos a pensarlo bien y meditarlo bien. Estamos empeñados en introducir novedades en la estructura como las que adelantamos el año pasado”.

-¿Se refiere a la introducción del voto popular?
“Entre otras cosas. Con esa parte de la puntuación popular queríamos llegar hasta el 60% de la votación, pero hemos empezado por el 15%, porque a los diseñadores aún les da un poco de miedo. Con eso lo que buscamos es que el espectador no se conecte y desconecte de los distintos bloques en los que se divide la Gala. Entonces, además de acortar el tiempo de la Gala, la hacemos atractiva en esa parte final con la introducción del voto popular. Yo creo que la Gala tiene que saltar de la pantalla de la televisión e ir a multipantallas”.

-¿A qué se refiere?
“A que veo la Gala por la televisión, pero interactúo con ella a través de las redes sociales con mi móvil o desde el ordenador de casa, y además soy capaz de hacer que pasen cosas en el espectáculo a través de la votación. Eso, hoy, cualquier producto televisivo moderno que aspira a tener una conexión con su público, es lo que hace”.