sanidad

Nueve indicaciones para hacerte de forma correcta el test de antígenos de la farmacia

Las pruebas de autodiagnóstico pueden ser de ayuda como complemento a otros métodos diagnósticos en el control de la pandemia de la COVID-19
Cómo se hace el test de antígenos de farmacia

El test de antígenos que se venden en las farmacias españolas es una prueba que puedes hacerte en casa para detectar un posible contagio de coronavirus. Lo primero que debes saber es que es bastante seguro y fiable, aunque tendremos que ponernos en contacto con un centro sanitario en caso de que salga positivo.

Estos son los diferentes tipos de test de antígenos que puedes comprar en las farmacias.

Test nasal o test de saliva

Existen dos formas de tomar una muestra:

  • El test o frotis nasal: en este caso tomaremos una muestra nasofaríngea, y es el más conocido y utilizado. Para realizarlo, se extrae una muestra introduciendo un hisopo por la nariz, el cual es mucho más corto que el de las PCR.
  • El test de saliva: este test de antígenos de farmacia está menos extendido porque la posibilidad de error es más elevada. Y es que, para obtener un resultado fiable, necesitamos un buen escupitajo procedente de la garganta.

Y estas son las indicaciones a seguir para preparar el test de antígenos:

  1. Coloca el tubito en el cartón incluido en el test para que se mantenga derecho y quita el tapón.
  2. Para recoger la muestra, retira el envoltorio del hisopo procurando no tocarlo con las manos ni apoyarlo en ninguna superficie para evitar su contaminación.
  3. Introduce el palito unos dos centímetros en la nariz con suavidad.
  4. Una vez dentro, gira el hisopo un par de veces en la misma dirección, sácalo con cuidado y, si lo recomienda en el envase, repite el proceso en el otro orificio nasal.
  5. A continuación, toma nota de los pasos para colocar la muestra:
  6. Introduce el hisopo en el líquido del tubo hasta el fondo y hazlo girar con los dedos seis veces para que se impregne bien con el líquido.
  7. Deja el hisopo dentro del tubo durante un minuto y aprieta el tubo de plástico con los dedos para asegurarte que se chafa el algodón y la muestra pasa al líquido.
  8. Desecha el bastoncillo con cuidado, ya que puede estar contaminado, evitando tocar el algodón.
  9. Para finalizar, tapa el tubo con el tapón de goteo.

Cómo obtener el resultado

1. Una vez que tengas la muestra, retira el protector del dispositivo del test y ponlo en una superficie plana encima de la mesa junto al tubito con el líquido. Recuerda que si se deja fuera del plástico más de una hora tendrás que desecharlo.

Verás que hay una zona redonda para colocar la muestra y una tira alargada donde aparecerá el resultado. Es muy parecido a un test de embarazo.

2. Vierte cuatro gotitas del líquido del tubo que has preparado en el círculo que viene marcado en el test de antígenos.

3. Espera 15 minutos antes de ver el resultado, pero no más, ya que después de 20 minutos la prueba podría no ser válida.

Para interpretar el resultado de tu test de antígenos de farmacia tendrás que observar dos barritas de color. Una muestra la línea control (C), que siempre debe aparecer coloreada para indicar que el test funciona. Si esta línea no aparece coloreada, el test no será válido. En cuanto a la línea de resultado (T) se coloreará solo si el resultado es positivo, es decir, si detecta el COVID-19 en la muestra. Por último, no olvides que, aunque salga negativo, no hay garantías al 100%, así que ante la duda, mejor llama a tu centro médico.

TE RECOMENDAMOS