la palma

Jessica abre una tienda tras perder otra por el volcán: “Aquí buscan un trozo de Todoque”

Jessica es el arquetipo vital de la resistencia frente al volcán. Su desaparecido local resurgió el pasado 20 de diciembre en otro barrio de Los Llanos
Jessica, con una vecina de Los Llanos que se muestra encantada con la voluntad y el coraje de esta mujer emprendedora, madre de dos hijos y que espera volver a su casa en La Laguna. DA

Muchos la citan como ejemplo. Jessica es el arquetipo vital de la resistencia frente al volcán. Su desaparecida tienda en el barrio de Todoque, sepultada bajo la colada volcánica en aquella última semana del mes de septiembre, la misma en la que cayó la iglesia y cuando se evidenció que nada estaba a salvo del volcán en un recorrido errático de la lava en descenso, puso a Jessica frente a la disyuntiva de rendirse o seguir.

Esta misma semana, apenas tres meses después de que su medio de vida desapareciese, esta mujer de 40 años, madre de dos hijos de 13 y 15 años, ha montado un establecimiento, la tienda a la que dice que “los vecinos vienen buscando un trozo de Todoque”.

Las incertidumbres siguen colándose en la vida de Jessica, más “por el futuro de los niños, que es lo que me preocupa, por lo que lucha”, que por la espera de las ayudas o las horas interminables de trabajo que ha dedicado a abrir las puertas de este local, donde lo mismo puedes hacer la compra, que tomarte un desayuno y llevarte unos dulces frescos o encargar un juguete antes de la noche mágica de los Reyes Magos.

Jessica confiesa que ha sido difícil, no solo por el trabajo, sino por encontrar el ánimo para seguir luchando. DA

Mientras Jessica pone un café, dos representantes de chucherías y café saludan a la emprendedora. Las miradas son elocuentes, pero no faltan las palabras. “Felicidades; todavía no me lo creo, has abierto”, dicen.

Tu tienda de Todoque está en la carretera a Puerto Naos, apenas a tres metros lineales de donde desapareció la original. La nueva, la que sustituye parte de la vida anterior, está saliendo de Los Llanos de Aridane y antes de llegar al barrio de La Laguna, donde aún sigue la casa de Jessica, a la que pudo acceder hace un mes y medio para comprobar que en algún momento “podré volver”, aunque no tiene suministros públicos, algo que no le preocupa demasiado a Jessica, porque “eso sí lo puede arreglar el Ayuntamiento”.

A pesar de poner su mejor cara, está realmente inquieta. “Me preocupa el futuro, ¿qué va a ser de la economía de la Isla, de nosotros, de los más jóvenes?”. En ese instante su rostro se ilumina. Entra un cliente que parece oxigenar, que diluye el miedo de Jessica. Las gentes que llegan a Tu tienda de Todoque saben que no solo están en una venta de pueblo, están en un lugar que representa valor, coraje y entereza, y en el que se le da un revés a la resignación natural ante una catástrofe sin precedentes, no porque se trate de un volcán en un tierra volcánica, sino por la devastación material y emocional que ha dejado.

TE RECOMENDAMOS