sanidad

La ULL desmiente que haya habido un brote de COVID-19 en sus aulas

El Rectorado ha aclarado que los contagios que se han producido recientemente y que se están conociendo esta semana proceden en su mayoría de los ámbitos privados de las personas
Vista del edificio central de la Universidad de La Laguna, donde se ubica el jardín que se quiere rehabilitar y abrir al público. DA
Vista del edificio central de la Universidad de La Laguna, donde se ubica el jardín que se quiere rehabilitar y abrir al público. DA

El Rectorado de la Universidad de La Laguna (ULL), ante el aumento de casos de contagios de COVID-19 entre el alumnado universitario, ha querido hacer constar a día de hoy no existe brote alguno que haya tenido lugar en las aulas, ni que haya sido dictaminado como tal por parte de las autoridades sanitarias.

A través de un comunicado, el Rectorado ha aclarado que los contagios que se han producido recientemente y que se están conociendo esta semana proceden en su mayoría de los ámbitos privados de las personas, muy especialmente a raíz del puente del mes de diciembre y de los correspondientes días festivos.

La Institución ha querido recordar que a comienzos de este curso académico adoptó el modelo de presencialidad total en todas sus actividades, entendiendo, además, que la gran mayoría de las personas que conforman esta comunidad está vacunada, es mayor de edad y por tanto con plena responsabilidad sobre todos sus actos.

Desde el Rectorado inciden en que las clases en la Universidad de La Laguna se imparten bajo el uso obligatorio de mascarilla en todo momento, tanto dentro como fuera del aula, con ventilación cruzada y uso de gel desinfectante en todas las aulas. Asimismo, afirman que la Universidad está cumpliendo con su protocolo anti Covid y recuerda que aquellos estudiantes infectados que lo acrediten pueden acogerse a modalidad telemática en el seguimiento de las clases, cuestión que es extensiva para aquellos que estén incursos en enfermedades oncológicas o inmunodepresivas que aconsejen la no asistencia física al aula.

Según la Institución académica, cualquier persona que se encuentre en uno de los tres casos descritos puede acogerse a la modalidad telemática, siempre y cuando lo acredite por un facultativo sanitario del sistema público de salud. Habrá de ser valorado por el Programa de Atención a Estudiantes con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (PAED, en el correo paedisc@ull.edu.es) y, en caso de informe positivo y vinculante, se le comunicará a sus coordinadores docentes para que se le facilite una conexión telemática para continuar con el seguimiento de la docencia. Estas medidas se tomarán sólo durante el periodo que dure el posible confinamiento, en el caso de los infectados por COVID-19.

Además, esta institución quiere hacer un llamamiento a la calma y recuerda que los criterios para considerarse contacto estrecho los determina el Servicio Canario de Salud. Si no se ha sido llamado por la autoridad sanitaria competente, es que se ha determinado que no es contacto estrecho y que puede continuar con sus actividades con normalidad.

TE RECOMENDAMOS