santa cruz

El “caos” que generan los patinetes eléctricos en Santa Cruz llega a la Fiscalía

Queremos Movernos pone en conocimiento del órgano judicial la “insoportable inseguridad” que se vive en Santa Cruz con los VMP
Los patinetes aparecen abandonados en cualquier sitio. Sergio Méndez

La asociación por los derechos de las personas con discapacidad Queremos Movernos ha dado un paso más en su denuncia pública de la falta de regulación de los patinetes eléctricos de alquiler en Santa Cruz, de forma que se ha dirigido a la Fiscalía “ante la falta de respuesta por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz”. “Hemos expuesto al fiscal la situación en la que nos encontramos de total indefensión. Los patinetes, dejados de cualquier manera, en cualquier esquina o bloqueando cualquier acera, representan barreras a sortear añadidas a las que ya venimos padeciendo históricamente en Santa Cruz de Tenerife”, apunta la portavoz de la asociación, Ana Mengíbar.

Queremos Movernos señala que ha puesto en conocimiento de la Fiscalía el “caos” provocado por estos vehículos de movilidad personal (VMP), para que esta tome las medidas que estime oportunas. “El fiscal ha tomado buena nota de nuestra denuncia y nos ha dicho que nos mantendrá informados de su gestión”.

Mengíbar insiste en que “nos mueve el interés en hacer efectivos nuestros derechos y vivir como cualquier otro ciudadano. La capacidad de respuesta que tienen las personas con discapacidad ante estos obstáculos, cuando están dejados en cualquier lugar o al encontrarlos circulando por zonas peatonales y aceras, no es la misma que la de las personas que cuentan con todas sus facultades”. “La inseguridad es absoluta -continúa- y las posibilidades de riesgo son máximas”.

“Es insoportable la situación de inseguridad que vivimos, no solo las personas con discapacidad, sino también colectivos como los de las personas mayores, a las que hemos incluido en nuestras manifestaciones, ya que sus dificultades son idénticas, puesto que ven reducidas sus facultades”, concluyó la portavoz.

Son cuatro las empresas de alquiler de patinetes eléctricos las que operan en la capital tinerfeña, cuya forma de prestar el servicio está levantando fuertes críticas de la ciudadanía en general. El Ayuntamiento de Santa Cruz, de momento, multa y retira patinetes, pero la medida no está surtiendo el efecto deseado, ya que siguen apareciendo en cualquier sitio.

TE RECOMENDAMOS