la laguna

Laborda lleva al Constitucional el ingreso de mujeres en la Esclavitud

Muestra su desacuerdo con el Supremo, favorable al recurso de la hermandad contra la sentencia de la Audiencia, que falló en 2020 a favor de las demandantes
ESCLAVITUD DEL CRISTO DE LA LAGUNA
Laborda lleva 20 años encabezando la lucha de un grupo de mujeres para poder ser miembros de la hermandad.
Laborda lleva 20 años encabezando la lucha de un grupo de mujeres para poder ser miembros de la hermandad.

Teresa Laborda lleva 20 años encabezando la lucha de un grupo de mujeres para poder ser miembros de la Esclavitud del Cristo de La Laguna, emblemática hermandad del municipio de la que solo pueden ser integrantes los hombres. Tras dos fallos en 2020 a favor de las mujeres de la Audiencia Provincial y anteriormente del Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Santa Cruz de Tenerife, al considerar que la exclusión de estas como socias vulneraba los derechos fundamentales de igualdad, de no discriminación por razón de sexo y de asociación, el pasado miércoles se conoció que el Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación interpuesto por la hermandad, avalando así que la Esclavitud del Cristo de La Laguna no admita a mujeres.


Conocida esta sentencia, ahora Teresa Laborda está estudiando la posibilidad de llevar esta cuestión al Tribunal Constitucional. Así lo anunció ayer a DIARIO DE AVISOS, en una primera valoración de la sentencia en la que afirmó que “la acatamos, eso está claro, pero no estamos de acuerdo con ella y estamos valorando poder optar al recurso de amparo del Tribunal Constitucional, hay que estudiarlo”.


“Todo puede caber en una sentencia, pero nadie se lo esperaba”, afirmó Laborda, recordando los fallos previos de la Audiencia Provincial y del Juzgado de Primera Instancia a su favor, y apuntó, además, que la sentencia “nos extraña un poco”, porque “la Fiscalía del Supremo nos apoyaba plenamente, su informe era favorable, así que no sabemos qué ha podido pasar”. En este sentido, su abogada, Andrea Cáceres, añadió que “el Fiscal, tanto en la primera instancia como en el propio Tribunal Supremo, redactó un informe a favor de la demanda de Teresa Laborda, considerando claramente que se vulneraba su derecho a la igualdad y a la libre asociación”.


Respecto a la sentencia, Cáceres valoró que “el Tribunal Supremo reconoce, como no puede ser de otra forma, que los derechos fundamentales de la Constitución, entre ellos el que se cuestiona en esta sentencia, el de igualdad, están por encima de la potestad de auto organización de cualquier asociación. Pero, a pesar de esto, el Supremo considera que en el ámbito privado de las asociaciones privadas el derecho de igualdad no se debe aplicar de forma tan estricta, y para el Supremo la auto organización de la asociación está por encima a los derechos de mi clienta”.


“Y considera, además, que la costumbre, es decir, que lleven sin admitir mujeres 500 años, es una justificación para discriminar a las mujeres”, añadió. Ante esto, Cáceres afirmó que “nosotras no estamos de acuerdo, pensamos que, aunque sea una asociación privada, debe aplicarse el principio de igualdad y no discriminación por razón de sexo”.


“Y pensamos que, aunque sea una asociación privada, sí tiene una repercusión en el ámbito cultural y social, porque en este caso considera el Supremo que no tiene ninguna repercusión y que se pueden auto organizar a nivel interno como quieran, y nosotras pensamos que no es cierto -continuó-. Tanto en la Primera Instancia como en la Audiencia opinaban que quedaba claramente acreditado que tenía una repercusión en el ámbito cultural, porque es la única cofradía que puede venerar o hacer culto a la imagen del Santísimo Cristo de La Laguna, los únicos que realizan todos esos actos de procesiones y que tienen una repercusión cultural evidente en todas las personas creyentes”, indicó.


Además, consideran que “la costumbre de 500 años no es una justificación razonable para discriminar a las mujeres, porque con ese argumento las mujeres todavía estaríamos en el 1600 en muchos aspectos”.
Por todo ello, Andrea Cáceres afirmó que “hay que estudiar bien la sentencia, que es amplísima, y vamos a valorar ir al Tribunal Constitucional”, pero reconoció que “el problema es que los recursos en el Tribunal Constitucional no se admiten casi nunca, menos del 1%, tiene que tener muchísima repercusión social para que se admitan”.


Por último, Teresa Laborda valoró todas las respuesta y reacciones de apoyo recibidas desde el pasado miércoles. “Todos están diciendo que es una sentencia un poco disparatada, todo el mundo está extrañadísimo con la sentencia, porque la Constitución española es la norma de rango de derecho más importante. Hay mucha gente indignada”, subrayó.


Laborda decidió llevar este asunto a juicio, que se celebró en enero de 2020, tras 20 años de escritos y peticiones para poder ser miembros de la hermandad, sin lograrlo, y tras ver que no se les atendía ni desde la Esclavitud ni desde el Obispado.


El Juzgado de Primera Instancia y la Audiencia Provincial fallaron a su favor, a lo largo de 2020, declarando la nulidad del artículo 1 de los Estatutos de la hermandad, donde se habla de “asociación religiosa de caballeros”, al considerar que se vulneraba los derechos fundamentales de igualdad.


Sin embargo, ahora el Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación interpuesto por la Esclavitud contra dicha sentencia.

TE RECOMENDAMOS