sucesos

Un pavoroso incendio en un desguace de Granadilla causa una nube tóxica en el Sur

El fuego se inició, cuando la instalación iba a cerrar, en un tanque de aceite de la zona de descontaminación de los vehículos; un trabajador y tres bomberos resultaron intoxicados
Incendio en un desguace de Granadilla TONY CUADRADO

Afortunadamente, fue mucho más espectacular que trágico. El incendio que se produjo ayer tarde en el barranco del Hermano Pedro, entre San Isidro y El Médano, en las instalaciones de Desguaces Insulares S.L., se saldó con un trabajador de la empresa de 52 años asistido por intoxicación de humo y una taquicardia, y tres bomberos afectados por inhalación de humo, así como cuantiosas pérdidas materiales para el desguace, cuya propietaria lamentaba, casi en pleno ataque de ansiedad, que en 30 años de experiencia profesional nunca le había sucedido nada igual. La rápida intervención de los bomberos de toda la Isla sirvió para controlar el fuego después de tres horas, aunque dos retenes seguían anoche en la zona para vigilar que cualquier pequeña explosión no lo reactivara, dado el potencial arsenal que pudiera quedar sin arder.

El incendio se produjo poco antes de las cuatro de la tarde, horario de cierre al público de la primera empresa de desguaces de Tenerife. Fueron los propios trabajadores los que avisaron al 1-1-2, que trasladó la alarma al Consorcio de Bomberos, encargado de desplegar en menos de media hora a personal profesional y voluntarios de los parques de toda la Isla, mientras la Policía Local de Granadilla y la Guardia Civil acordonaron la zona para impedir el tránsito de los curiosos, sin necesidad de tener que cortar la carretera de El Médano o la Autopista del Sur (TF-1). Esta última por un momento se pensó en cerrar, ante la densidad del humo negro, que, a medida que transcurría la tarde, se iba elevando cual columna vertical para ir desapareciendo sobre las medianías de Granadilla, por lo que no hubo afección en los vuelos de entrada y salida del Aeropuerto del Sur.

Participaron en las labores de extinción una treintena de efectivos de los parques de bomberos de San Miguel, Santa Cruz, Adeje y Guía de Isora, con el apoyo de seis bombas urbanas pesadas, una autoescalera, dos unidades de mando y control, una unidad de personal y carga, tres bombas nodriza, dos de Sermugran y una del aeropuerto, y un helicóptero del GES para labores de reconocimiento y perimetración, además de una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario.

Tanque de aceite

Según detallaron los Bomberos, la mayoría de los vehículos almacenados en estas instalaciones, ubicadas en el Camino del Hermano Pedro, estaban sin descontaminar, por lo que se produjeron explosiones de baterías, neumáticos y depósitos de combustible. Según Marcos González, primer teniente de alcalde de Granadilla de Abona, el “incendio se produjo en un tanque donde se guardan los aceites de los vehículos recién llegados al desguace”, aunque el origen exacto del fuego no se sabrá hasta conocer los resultados de los análisis que ayer mismo ya comenzaron a realizar agentes de la Guardia Civil.

Como medida de precaución, el Cabildo de Tenerife lanzó ayer tarde una recomendación a través de las redes sociales para que las personas que se encontraban en ese momento en la zona afectada por la columna de humo negro se retiraran o permanecieran recluidas en el interior de sus viviendas, sobre todo aquellas del populoso barrio de San Isidro, a poco más de un kilómetro del desguace de vehículos.

Rubén Fernández

Rubén Fernández, director insular de Seguridad y presidente del Consorcio de Bomberos de Tenerife, reconoció que, cuando llegó a la zona, “el incendio estaba bastante feo, pero ya ha pasado lo peor, gracias al poco viento que ha habido y a la rápida intervención, aunque estaremos toda la noche vigilando la zona, porque aquí hay mucho combustible que puede arder”, comentó dos horas después de que se iniciara el espectacular incendio en el desguace de coches, encajonado en un barranco anexo al Camino Hermano Pedro. Precisamente, el hecho de estar dentro del barranco “ha impedido que el fuego se extienda por invernaderos o viviendas cercanas”, señaló Fernández.

Además, indicó que “el desguace es enorme, pero solo está afectada la parte norte, al tirar el fuego hacia arriba y no hacía la costa, lo que, además, ha facilitado que no hubiera afección a los vuelos del Aeropuerto del Sur”. Igualmente, tampoco hubo necesidad de cortar carreteras, pese a la espectacular columna de humo negro “producida por la quema de neumáticos y los textiles de los asientos de los vehículos”, comentó el director de Seguridad del Cabildo de Tenerife, recién llegado de la isla de La Palma, donde fue el segundo responsable del Pevolca.

Irse al Polígono

Desguaces Insulares S.L. es una empresa con 31 años de historia, tras comenzar en 1991 en Icod de los Vinos y ampliar después su negocio a La Laguna (1993), y hace 15 años (2007), se trasladó al Camino Hermano Pedro, donde tiene su mayor instalación, con una licencia que teóricamente se le caducó en 2020, por exigencias del Cabildo, aunque con prórroga para reubicarse en unas naves en el Polígono Industrial de Granadilla, traslado que ahora, tras este grave incidente, deberá ser inminente, como reconoció el primer teniente de alcalde de Granadilla, Marcos González: “Sé que la propietaria lleva tiempo trabajando en el traslado al Polígono”.

TE RECOMENDAMOS