guerra en ucrania

Boris, religioso ucraniano en la Isla: “En la Iglesia ortodoxa somos todos iguales”

Boris Portnykh, nacido en Kiev, secretario del párroco Vasily Fedik, reconoce que hay nerviosismo entre los feligreses de Tenerife “por algo que nadie deseaba”

“Estamos preocupados, ningún miembro de nuestra Iglesia deseaba algo así”, manifiesta Boris Portnykh, natural de Kiev, de 33 años, hijo de un ruso de Siberia y una ucraniana de Kiev, quien ejerce de secretario del párroco ortodoxo en Tenerife, Vasily Fedik.
Al igual que opinan la mayoría de rusos parlantes en el sur de Tenerife, “en nuestra Iglesia, ni en la vida normal, nos distinguimos por ser rusos o ucranianos, todos somos iguales, y hoy más que nunca se nota”, comenta ante la preocupación latente por la invasión el Ejército ruso en Ucrania. A la espera de ver a los feligreses ortodoxos que cada domingo, casi un centenar, acuden a la capilla de Callao Salvaje, en Adeje, Boris recuerda que “vivo en Palm-Mar y allí lo hacemos diversas nacionalidades en armonía, nunca ha habido un problema por ser de este o aquel país”.
De la misma opinión es Katerina Kranevskaya, que también reside en ese núcleo costero de Arona: “Nunca nos preguntamos si eres rusa o ucraniana, lituana o bielorrusa, todos somos ruso parlante y nos llevamos en armonía”, aunque ella, rusa de nacimiento, tiene una excusa para lo que está sucediendo: “Ucrania no ha cumplido con el tratado de Minsk, firmado en 2015 con Francia y Alemania”. Asimismo, Katerina reconoce que lleva 15 años viviendo en Tenerife, casada con un canario y madre de tres hijos, que hay muchos ucranianos que odian a Rusia, pero también hay otra gran parte que le gustaría ser rusos. “En Tenerife, la mayoría de ucranianos son prorrusos, aquí estamos todos unidos” y pone el ejemplo de su amiga, Vitalia Levitskaya, de Kharkov, quien reconoce que “muchos ucranianos con familia y amigos aquí ya adelantaron el viaje a Tenerife por lo que podía pasar”. Por su parte, lamentó que “esta guerra no es buena para Rusia, ya vemos cómo se ha desplomado el rublo”, aunque insistió: “No podemos permitir que Estados Unidos tenga soldados en nuestra frontera, que la OTAN tenga un control fuerte con nuestros vecinos”.

La gran iglesia
Hace un año que debería estar construido el primer templo de la iglesia ortodoxa en Canarias, en el municipio de Adeje. Sin embargo, según Boris Portnykh, secretario del párroco ortodoxo de Tenerife, una polémica entre la empresa constructora y el arquitecto del proyecto, acerca de la calidad de los materiales del techo, ha mantenido la obra parada más de un año y es ahora cuando se han retomado los trabajos para acabar la cubierta.
El templo, ya levantado en su estructura central, luce espectacularmente en la zona de La Enramada, en La Caleta de Adeje, y es motivo de orgullo de miles de eslavos que procesan el cristianismo ortodoxo. Aunque no todos son necesariamente ortodoxos, según relata Boris Portnykh, la iglesia podría atender a los casi 10.000 rusos parlantes que tiene residencia en el sur de Tenerife. Si unimos a rusos, ucranianos, bielorrusos, letones, lituanos y georgiano, por ejemplo, estaríamos hablando del principal núcleo de extranjeros en Adeje y Arona, similar a los italianos, aunque Portnykh reconoce que más de la mitad de esos eslavos que tienen residencia en Tenerife, solo pasan algunos meses en la Isla, mientras que los que residen en ella todo el año se dedican, principalmente, a sectores como la restauración, inmobiliaria y turismo, incluido el de embarcaciones de recreo para visitar a los cetáceos”, nos relata el secretario del párroco Vasily Fedik.
No esconde que la gran colonia de residentes de los antiguos países de la Unión Soviética tienen un gran poder adquisitivo, apoyando económicamente a la construcción del templo en La Caleta, con el agradecimiento hacia el Ayuntamiento de Adeje por la cesión gratuita, muy cerca a la histórica ermita de San Sebastián, de 2.400 metros cuadrados, después de que en el verano de 2019 se pusiera la primera piedra, a cargo del obispo ortodoxo de Madrid y Portugal, Néstor Sirotenko y el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga.
El templo está proyectado en dos edificios, uno como templo propiamente dicho y el otro como centro sociocultural, que, a su vez, estarán rodeados por zonas ajardinadas y arboladas. Hasta que esté construido las misas seguirán realizándose los domingos en el templo cristiano de la Presentación del Señor en el Templo, en Callao Salvaje.

TE RECOMENDAMOS