güímar / el rosario

Los alcaldes del Valle de Güímar y de El Rosario, “unidos” por los vertidos

Los regidores agradecen la “solidaridad” de Escolástico Gil para recibir en La Campana parte de las aguas residuales del Polígono
Los cuatro alcaldes y Sara Cabello, ayer, en El Rosario.

Los tres alcaldes del Valle de Güímar (Candelaria, Güímar y Arafo) y su homólogo de El Rosario se reunieron ayer para ratificar el acuerdo entre los cuatro ayuntamientos para la evacuación de parte de las aguas residuales desde el Polígono Industrial Valle de Güímar hasta la depuradora industrial del polígono La Campana, en el municipio de El Rosario, al ser la primera de su tipo construida en Canarias y, por lo tanto, la única autorizada para poder tratar esos efluentes.

Los regidores Escolástico Gil (El Rosario), Mari Brito (Candelaria), Gustavo Pérez (Güímar) y Juan Ramón Martín (Arafo) mantuvieron una reunión en el Ayuntamiento de El Rosario, en la que también estuvo presente la primera teniente de alcalde de El Rosario, Sara Cabello. En dicho encuentro, destacaron el alto grado de coordinación y entendimiento entre los cuatro ayuntamientos para dar solución a los vertidos del Polígono Valle de Güímar mientras se pone en funcionamiento su correspondiente estación depuradora, que ha sufrido retrasos en su ejecución.

Escolástico Gil subrayó que “la ayuda que prestamos a estos municipios es una victoria moral frente a quienes me denunciaron por construir la depuradora de La Campana, que ahora se convierte en la solución para el Valle de Güímar”. Confirmó que “hay capacidad para recoger esas aguas y nunca pasó por mi cabeza, negarme. El mar es de todos y lo que afecta a las aguas en Candelaria, Güímar o Arafo también termina afectando en El Rosario”. Sin embargo, Gil sí echó en falta que el Consejo Insular de Aguas de Tenerife se hubiera puesto en contacto con El Rosario para coordinar esta solución, tal y como establecía el convenio. “El Gobierno del Cabildo dejó tirado a El Rosario y ahora ha vuelto a ocurrir lo mismo”, censuró el edil.

Mari Brito agradeció la buena predisposición del Ayuntamiento de El Rosario y destacó “la unidad del municipalismo que en situaciones de emergencia como esta es capaz de dar una solución rápida y eficaz”. También, el alcalde de Güímar manifestó que “las consecuencias del retraso en la construcción de la depuradora sobrepasa a los municipios, desde los ayuntamientos tenemos claro que esto debería estar por encima de conflictos entre administraciones y partidos”. De la misma forma, Martín expuso que “en este tema ha triunfado el municipalismo para ir de la mano en algo que podía ser un conflicto, pero que se ha convertido en un símbolo de unión”.

La Viceconsejería de Lucha Contra el Cambio Climático obliga a reducir la carga contaminante del polígono de Güímar, lo que conlleva transportar hasta 240 metros cúbicos de agua residual al día a La Campana. La medida estará vigente como máximo hasta el 28 de este mes.

TE RECOMENDAMOS