ecoactualidad

Extensión de la moratoria sobre los sonares militares para salvar a los cetáceos de la Macaronesia

El sonar militar de media frecuencia, que se utiliza para la detección de submarinos durante algunos ejercicios navales, ejerce un efecto negativo en los zifios
Extensión de la moratoria sobre los sonares militares  para salvar a los cetáceos de la Macaronesia
Foto: Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA)

Hace unos meses, Loro Parque Fundación recibió el apoyo mayoritario a una moción que presentó al Congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en Marsella, destinada al establecimiento de una ampliación de la moratoria sobre los sonares activos de frecuencia media para los ejercicios militares marítimos que se lleven a cabo en el conjunto de la Macaronesia.

En la actualidad, la Fundación, junto con el Instituto Universitario de Sanidad Animal (IUSA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, está en contacto con el Ministerio de Defensa español y con el resto de archipiélagos de la Macaronesia para promocionar la idea de la extensión de esta moratoria en el año en que se cumplirán 20 del varamiento de zifios en Fuerteventura que la propició.

El sonar militar de media frecuencia, que se utiliza para la detección de submarinos durante algunos ejercicios navales, ejerce un efecto negativo en los zifios, tal y como demostraron los investigadores del IUSA al describir por primera vez las lesiones características que presentaban los animales varados en Fuerteventura. El uso de este tipo de sonar podría estar también produciendo daños en las poblaciones de cetáceos en torno a los archipiélagos de Azores, Cabo Verde y Madeira. La singularidad biogeográfica de esta zona; sus particulares características oceanográficas; la existencia de espacios prístinos, y, en particular, su alta diversidad de cetáceos tienen gran importancia ecológica y científica. 

Loro Parque Fundación promueve esta iniciativa al ser consciente del efecto combinado que puede tener con otras amenazas globales, como las derivadas del cambio climático, así como específicas de la región macaronésica, como las interacciones pesqueras, la contaminación acústica, la contaminación por residuos, el tráfico marítimo de personas y mercancías y el impacto de actividades náuticas y turísticas, incluyendo los efectos derivados de las malas prácticas de avistamiento de cetáceos. 

La moratoria está actualmente en vigor tan solo en las primeras 50 millas de las aguas jurisdiccionales que rodean a Canarias y ha servido para que, desde su entrada en vigor, no hayan aparecido varamientos masivos de zifios en Canarias. Sin embargo, existe la preocupación de que, más allá de las 50 millas de la moratoria, puedan haberse producido afecciones a estos cetáceos que hayan pasado desapercibidas al no llegar los cadáveres a tierra. Por eso, Loro Parque Fundación impulsa la ampliación de esta moratoria a todos los archipiélagos de la Macaronesia, al tiempo que lleva a cabo campañas de detección de zifios usando planeadores submarinos equipados con sistemas de acústica pasiva dentro del proyecto CanBIO.

TE RECOMENDAMOS